ARGENTINA

Ni folklore, ni pasión

Javier Pinola se va a River Plate y Rosario explotó en contra del zaguero que hasta recibió amenazas en el colegio de sus hijos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: La Nación / GDA

En Argentina suele decirse que Rosario es la ciudad más pasional del país y que la forma en que viven el fútbol es mucho más intensa que en otras partes. Javier Pinola, jugador de Rosario Central, dejará el club y dejó claro que la situación está fuera de control.

El jugador de 34 años llegó al “Canalla” hace dos años y se convirtió en uno de los bastiones de la defensa. Brilló en el equipo de Eduardo Coudet, quizás el más recordado de los últimos tiempos de la institución y eso lo llevó a ser citado a la selección argentina en el 2016.

Con ofertas de Boca y Racing sobre la mesa, el zaguero prefirió otro equipo: River Plate. La directiva de Rosario Central recibió un aviso del jugador y su deseo de irse y los hinchas del club no pudieron soportar la decisión.

Su cláusula de rescisión es de 1.500.000 dólares y resulta accesible para River Plate, que lo incorporaría para afrontar los octavos de final de la Copa Libertadores. Tras su respuesta positiva, parece bastante factible que el hecho se concrete sin importar la oferta de Central de renovar su contrato y mejorarle su salario.

Algunos fanáticos del equipo rosarino reaccionaron de forma inentendible e hicieron pintadas en la fachada del colegio al que asisten sus hijos. Además quemaron dos ruedas en esa misma cuadra.

“Pinola $ traidor” y “ojo por ojo”, fueron los mensajes que le dejaron al zaguero. Coherentemente, lejos de hacerlo repensar su decisión la reafirmaron. Decidió no enviar a sus hijos a clase por recomendación de la institución y además faltó al entrenamiento. Tampoco estará entre los convocados para el partido de hoy ante San Martín de San Juan ya que la dirigencia lo licenció.

El presidente, Raúl Broglia, poco colaboró en calmar las aguas y disparó contra el presidente de River: “A la gente que actúa como D´Onofrio habría que quemarla”, dijo a ESPN. En Rosario, por la decisión de un jugador de ir a otro club, los hinchas perdieron la cordura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)