COPA SUDAMERICANA

Fluminense plantó su bandera en la fortaleza de Peñarol

El equipo brasileño se hizo una fiesta con los errores defensivos rompió el invicto en la temporada de los aurinegros en el Campeón del Siglo jugando por copas internacionales.

Peñarol vs. Fluminense
El colombiano Yony marca el 1-0 ante la salida de Dawson y rompe el invicto en el arco aurinegro jugando en casa por copas. Foto: Gerardo Pérez

Cuando a los 16 minutos de juego Yony González anotó el 1-0 de Fluminense, el arco de Peñarol recibió el primer gol a nivel internacional en lo que va de la temporada 2019 jugando en el Campeón del Siglo.

Es que tanto por Copa Libertadores de América como por Copa Sudamericana, al aurinegro aún no le habían convertido en cuatro partidos disputados hasta el momento.

Pero llegó Fluminense y el viento cambió. También cambió el carbonero, que no tiene los mismos nombres que en la primera parte del 2019 y eso se sintió. Demasiado.

La zaga de Peñarol es la zona que más variantes tuvo respecto a la fase de grupos de la Copa Libertadores y la segunda ronda de la Sudamericana, ya que no están más Cristian Lema ni Lucas Hernández. El primero se había transformado en un bastión importantísimo de la última zona aurinegra y la baja del argentino desmoronó una buena estructura defensiva, que tenía un gran poderío a la hora de marcar uno contra uno y también en el juego aéreo.

La salida del lateral izquierdo aún se sigue sufriendo en Peñarol porque Hernández tenía buenas y malas, pero en partidos como este siempre rindió y fue parte importante de la zona defensiva.

Con ese panorama, Diego López rearmó esa zona y le dio la confianza a Enzo Martínez, de correcta labor haciendo sus primeras armas en el plantel principal aurinegro como titular y Rodrigo Rojo se adueñó, con altibajos, del lateral izquierdo del equipo.

Fluminense sabía de esas falencias y también que este Peñarol no es el mismo que el de la primera parte de la temporada. Entonces, el equipo carioca vino decidido a plantar bandera en el Campeón del Siglo, ese escenario que se había transformado en una fortaleza para el mirasol.

Jugando en campo rival, a dos toques o de primera, el “Flu” no solo complicó sino que también obligó a Peñarol a cometer errores y los aprovechó para convertir sus dos goles y llevarse una importante victoria por 2 a 1 a Río.

Esos dos tantos que anotó Fluminense fueron los primeros que recibió Peñarol en lo que va del 2019 jugando como local en el Campeón del Siglo por copas internacionales.

Además, fue la primera derrota del equipo de Diego López en casa porque antes había vencido a San José de Oruro, Liga de Quito y Deportivo Cali y empató con Flamengo.

El “Flu”, que llegaba con ocho juegos sin triunfos, aprovechó los errores aurinegros y le sacó en invicto en su casa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)