EN RÍO DE JANEIRO

Fue fiel a su nombre

Defensor Sporting salió a defenderse y quedó comprometido con un 2-0, incluido un gol olímpico.

Guillermo Reyes aguantó hasta que recibió el gol al final del partido. Foto: Reuters
VEA EL VIDEO: el gol de cabeza a los 86' y el olímpico a los 93'

Faltaba poco para que arrancara el partido en Maracaná y el Parque Rodó estaba sumido en una espesa negrura. Un apagón impedía que muchos hinchas de Defensor Sporting pudieran ver por televisión el partido de su equipo frente a Fluminense. Pero justo antes de que el árbitro argentino pitara el inicio se hizo la luz. Al menos para la mayoría de los usuarios de esa zona. Y los hinchas respiraron. Aunque lo que vieron no les gustó.

Defensor Sporting salió a esperar a Fluminense con una línea de cinco y cuatro volantes, porque anoche Pablo López se dedicó más a defender que otra cosa. Arriba estaba solo el panameño Cecilio Waterman.

Al principio del partido hubo un tiro de Ayrton Cougo, que fue más un buscapié para el panameño que otra cosa y se fue afuera. Fue la única vez que los violetas se acercaron al arco defendido por Julio Cesar.

El primer tiempo fue un monólogo local. A los 20 minutos tuvo sus dos chances más claras. Y las dos de Sornoza, el número 10 de los cariocas y el encargado de armar el juego. Primero un cabezazo que se fue afuera rozando el palo derecho. Y enseguida, la más clara: un remate que salvó el arquero violeta con la pierna.

Para empeorar aún más el panorama de los del Parque Rodó, Ayrton Cougo se fue lesionado a la media hora. El melense se sintió en el posterior y trató de aguantar, pero no pudo y tuvo que salir.

La intención de Acevedo era defenderse bien y salir de contragolpe. Pero su equipo no pudo hacerlo, porque jamás pudo conseguir la pelota.

El segundo tiempo fue más de lo mismo. Empezó con dos cabezazos que por suerte para los violetas se fueron por arriba del travesaño.

Fluminense siguió teniendo la pelota como en el primer tiempo, donde el había tenido un 83% de la posesión. Pero, a pesar de ello, no creaba demasiado peligro sobre el arco de Guillermo Reyes.

Es más, en el complemento los violetas al menos pudieron pasar la mitad de la cancha en un par de oportunidades, lo que no había sucedido en los primeros 45 minutos.

Pero la cosa se complicó cerca de la media hora. Reyes realizó una gran tapada con una mano ante un tiro de Marcos y enseguida el “Coto” Correa sacó una pelota en la línea. Luego, Pedro se perdió increíblemente el gol con el arco libre.

De todas maneras, se acercaba el final y parecía que el libreto iba a dar resultado y los violetas se podían traer un punto de Maracaná, pero tanto va el agua al cántaro, que al final se rompe. Y Digáo de cabeza abrió el marcador cuando sólo faltaban cuatro minutos para los 90’.

Y después, Sornoza, el mejor de la cancha, el más peligroso, se mandó una obra de arte al anotar un gol de córner que complicó la clasificación de los de Acevedo.

Al apagar la tele con bronca, algún hincha violeta terminó la noche lamentándose de que hubiera vuelto la luz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)