ESPAÑA

Florentino Villabona, el policía que controla la seguridad en LaLiga

"Nunca, nunca debejos bajar la guardia", asegura el licenciado en Derecho que custodia un fútbol español que casi ha desterrado la violencia.

Florentino Villabona
Florentino Villabona con Montevideo a sus espaldas. Foto: Gerardo Pérez

Concurrir hoy a los estadios españoles “es una garantía”, pero “nunca, nunca debemos bajar la guardia”, advierte Florentino Villabona, director de Seguridad e Integridad de LaLiga española. Además de velar por la seguridad en el fútbol, debe combatir la corrupción (partidos arreglados) porque “una liga amañada sería una liga sin interés”. Estos fueron sus conceptos en una entrevista con Ovación.

-¿Cómo se encuentra el problema de la seguridad en la Liga española de hoy?

-Desde hace seis o siete años hemos avanzado mucho en materia de seguridad. Puedo decirle que ir a los estadios españoles hoy es una garantía. Pero nunca, nunca debemos bajar la guardia, ni caer en la autocomplacencia, porque el fútbol arrastra muchísima gente y se puede dar algún conato que otro, alguna agresión pero entre grupos muy marginales, porque el aficionado normal quiere ver fútbol con sus hijos y su mujer y no se mete en problemas.

Santiago Bernabéu
"Ir hoy a los estadios españoles es una garantía", dice Villabona.

-¿Hubo en tiempos reciente algún caso de violencia?

-No obstante todo esto, tuvimos un incidente en noviembre 2014 con un fallecido, un seguidor del Deportivo La Coruña antes de un partido con el Atlético de Madrid. Habían quedado con ese grupo para pelearse a las nueve de la mañana cuando el partido era a las 12. Fruto de esa pelea entre aficionados hubo un fallecido. ¿Qué hizo don Javier Tebas, presidente de la Liga? Pues crear el departamento de Seguridad que se unió con el de Integridad. Y LaLiga, el Consejo Superior de Deportes y la Secretaria de Estado de Seguridad elaboraron un plan estratégico para erradicar la violencia en el fútbol.

-¿Y qué medidas se adoptaron?

-La primera es la obligatoriedad de que todos los clubes tengan un director de seguridad. Ellos son el punto de contacto con la policía y son responsables de la seguridad en el interior de los estadios, siempre bajo la supervisión del coordinador de seguridad, que es un miembro de la policía.

-¿Contemplan sanciones a los clubes en caso de violencia?

-La ley del Deporte 19/2007, el Código Antiviolencia y el real decreto que desarrolla la ley propone sanciones económicas a los organizadores de los eventos deportivos, en este caso a los clubes, si se producen hechos violentos, siempre que no adopten las medidas de seguridad obligatorias. Por ejemplo, deben evitar que entren bengalas al estadio, así como pancartas que inciten a la violencia o a la xenofobia. El coordinador de seguridad puede levantar un acta si comprueba una negligencia por parte de la seguridad privada puede denunciar a los organizadores. También los espectadores pueden ser sancionados por su conductas.

-¿Puede haber quita de puntos?

-Está contemplado, pero eso depende del Comité de Competición de la Real Federación Española, no de LaLiga. También se puede cerrar alguna grada.

-¿Qué pasa con la seguridad privada en los estadios?

-La Policía luchó mucho para que esos vigilantes de seguridad, coordinados con la policía en el interior de los estadios, tuvieran la consideración de agentes de la autoridad. Una persona que agrede a un vigilante de seguridad cometería entonces un delito de atentado, además del delito de lesiones.

-¿LaLiga asume acciones propias en estos casos?

-Sí, la Liga se apersona como acusación particular en los juicios por todas aquellas agresiones que se producen dentro, que afortunadamente ya no tenemos, como en el exterior de los estadios. También denunciamos los cánticos intolerantes o insultos.

-¿Hubo casos de condenas de cárcel a hinchas violentos?

-Sí, ha habido, aunque hace años no tenemos ese tipo de violencia. El juicio por el hincha de La Caruña está en pleno curso.

-¿La violencia llegó a ser un problema como el de los hooligans en Inglaterra?

-Fue más moderado pero no dejó de ser importante en cuanto a la incertidumbre de aficionados que iban al fútbol ante el temor de verse envuelto en incidentes. El fútbol nunca puede ser el escudo para que los violentos puedan justificar sus actos, ni tampoco puede ser un parapeto para cuestiones políticas. Es un deporte donde a veces se gana y a veces se pierde, pero jamás para amparar hechos violentes o hechos políticos.

Disturbios en Eurocopa
Los disturbios de los hooligans en Europa.

-Para solucionar el problema, ¿se aumentó el precio de las entradas como en Inglaterra?

-No, en España no se han elevado los precios, pero sí se ha hecho un reglamento para ello. Las entradas de los aficionados visitantes son nominativas y las vende el club visitante a sus seguidores. Se genera un listado de esas personas, por lo cual los directores de seguridad chequean la relación de esas entradas para ver si alguno tiene entrada prohibida. También son importantes las gradas de animación. Son zonas limitadas del estadio donde se ubican a los aficionados locales pero siempre con condiciones, como la de la huella digital. Los visitantes tienen su lugar, limitado por el número de entradas disponibles y son independientes de la zona local, con sus bares y baños, para no mezclarse. He visto partidos con personas con las camisetas del equipo visitante y del local juntos. Pero no permitimos que grupos de 15 o 10 personas visitantes estén en zona local para evitar algún altercado.

-Los grupos llamados ultras, similares a las barras bravas de aquí. ¿han desaparecido?

-Muchos clubes han tomado una determinación seria y firme para que estos grupos desaparezcan. La grada de animación es un derecho de los clubes, donde se admite solamente a personas que no hayan cometido actos violentos.

-¿Qué significa la “integridad” como parte de su trabajo en LaLiga?

-Es luchar contra la corrupción deportiva, contra la predeterminación de resultados, todo aquello que sea un fraude. LaLiga está muy involucrada en todo ello porque no hay nada peor que una liga amañada. Sería una liga sin interés. También luchamos para proteger a los jugadores. Son muy jóvenes y pueden ser víctimas de desaprensivos que los utilizan en determinadas cuestiones.

-¿Cómo los protegen?

-LaLiga tiene una labor preventiva, con talleres de integridad que se dan a todos los equipos de primera y segunda división explicando a los jugadores cuáles son las consecuencias de participar en apuestas. Ellos tienen prohibido apostar en los partidos de sus equipos o de su competición.

-Si apuestan, ¿qué sanción tienen?

-Es una infracción administrativa, con una multa de hasta 100.000 euros.

-¿Desde cuándo se persigue la corrupción?

-En 2010, cuando ganamos el Mundial en Sudáfrica, cuando Contador ganó el Tour, Nadal ganó tres grand slams, el legislador tipifica la corrupción deportiva, porque se dio cuenta que detrás de la corrupción deportiva hay muchísimo dinero y gente desleal que puede utilizar el deporte para enriquecerse. En 2015 se agravaron las penas para cuando esos amaños deportivos tienen como objetivo ganar dinero en las apuestas.

-¿Cómo se detecta si un partido está arreglado?

-LaLiga tiene una herramienta informática, el Tyche 3.0, que analiza las 24 horas los siete días de la semana todos los mercados globales de apuestas y la mención que hacen a clubes españoles. Cuando esta herramienta, con varios analistas observando, detecta algo irregular, se genera una alarma. Eso se verifica con las casas de apuestas, que sacan inmediatamente de la parrilla ese partido. Nosotros realizamos una investigación. Si vemos que es un amaño deportivo hacemos la denuncia ante la policía. En este tema somos modelo en muchos países y explicamos a quienes nos requieren el método que tenemos para luchar contra esa corrupción. La Liga se ve en 200 países del mundo, y se retransmite en 20 idiomas. ¿Quién compraría un partido arreglado?

carrera

Cuatro décadas en la policía

Florentino Villabona Madera tuvo una carrera de 40 años en la Policía española y llegó a ser el número 2 de ese cuerpo. Además, es licenciado en leyes. El año pasado fue noticia su “fichaje” (así, al estilo futbolístico) como director de Integridad y Seguridad de LaLiga, a cargo de su presidente Javier Tebas. Su trabajo es prevenir, investigar y denunciar los casos de corrupción y violencia en el fútbol español. La semana pasada estuvo en Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)