EN VILLA ESPAÑOLA

Florencia Lemus: la "profe" del Villa

Gonzalo Barreiro volvió al ruedo tras tres años alejado de las cancha y lo hizo junto a una mujer, la primera en preparar a un equipo profesional masculino.

profes
Profes. Gonzalo Barreiro y Florencia Lemus comenzaron a trabajar la semana pasada en Villa Española, un club que los sorprendió a ambos. Foto: Darwin Borrelli.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

"¡No lo puedo creer! Vas a estar con el ‘Bigote’ López! Quiero que me cuentes todo lo que hace”, le dijo Nicolás a su novia, Florencia Lemus, cuando se enteró que comenzaba a trabajar en Villa Española junto al profesor Gonzalo Barreiro.

Es que el “profe” volvió al ruedo tras varios años lejos de su gran pasión, que es el entrenamiento, y lo hizo acompañado de una mujer. Florencia tiene 26 años y se recibió en el 2017. “Siempre corrí atrás de una pelota y supe que iba a estudiar algo que tuviera que ver con el deporte”, contó la joven que cambió el hockey que jugaba de niña por el fútbol para ser zaguera en el Inglés Universitario.

"En el liceo, cuando arrancamos con los test vocacionales, a mi me daban cualquier cosa. Y cuando decía que quería hacer educación física me lo cuestionaban. ‘¿Estás segura?’, me preguntaban. Hasta me mandaron a hablar con la psicóloga del colegio, que me recomendó que estudiara lo que me hiciera feliz”.

Cuando aún estaba estudiando en la ACJ, hizo una pasantía en Pelota al Medio a la Esperanza. Luego arrancó en el colegio Inglés, donde trabaja en Educación Inicial y también está a cargo del hockey y atletismo como actividades extracurriculares.

En año pasado, tras participar en el camp de Barcelona que se realizó en Uruguay, tuvo la posibilidad de viajar a España. Visitó entrenamientos y partidos de Barcelona y Atlético de Madrid. Y conoció la ciudad del Real Madrid. Pudo hacer rendir su viaje gracias a las recomendaciones del profesor Barreiro. “Fue una experiencia increíble”.

La semana pasada Florencia inició su primera experiencia en el fútbol profesional. “Cuando Gonzalo me lo propuso, ni lo pensé. No le pregunté ni cuándo arrancábamos, ni lo que había en el club. Al otro día ya empezamos. Fui sin saber con qué me iba a encontrar y me sorprendió todo para bien. Recién empezamos, pero hasta ahora todo diez puntos”, contó la profe.

EL CLUB. “Lo que encontramos en el club fue muy bueno. Desde la organización del cuerpo técnico y de la institución en general, así como la prolijidad que hay en todo. Y los jugadores todos re-bien, con la mejor onda todo el tiempo. Tener la misma edad que ellos me favorece, porque de repente estamos metidos en los mismos temas y hay más para conversar, pero desde el punto de vista del respeto no cambia nada a la hora de trabajar”, afirmó quien no tiene muy claro si es la primera mujer en trabajar como preparadora física en un equipo masculino de fútbol profesional, aunque se lo han dicho.

Florencia
Florencia es la primera mujer en preparar físicamente a un equipo profesional masculino. Foto: Darwin Borrelli,

“Me puse a pensarlo y me di cuenta que es muy salado. No lo veo como un mérito, sino como una responsabilidad. Hay que demostrar que estoy acá por algo”. Es consciente de lo que significa tener la posibilidad de trabajar junto a un profesional de la trayectoria de Gonzalo Barreiro y piensa aprovecharlo. “Gonzalo es un libro abierto, estoy siempre atenta a lo que dice porque todo me suma y me aporta. Lo conocí porque es amigo de mi familia y siempre se puso a las órdenes desde que arranqué en la ACJ. Y le comentaba a mi madre que algún día me iba a llevar a trabajar con él y ahora se dio”, afirmó Florencia entusiasmada.

capitán

Para el "Bigote" López es "tremenda felicidad"

“Para nosotros fue bastante normal porque tenemos a Sofía Pérez que es la kinesióloga. Y también tuvimos una doctora. En lo personal estoy feliz de que se abra un espacio para las mujeres. Tremenda felicidad. Va un poco de la mano de lo que es la construcción del club que queremos; de las bases que siempre quisimos”, dijo Santiago “Bigote” López, el capitán de Villa Española.
“A Florencia la vi bien. Se maneja muy bien. Al principio con pocas palabras, pero nosotros le hacíamos algún chiste para romper el hielo. Pero cuando se jode, se jode y cuando se trabaja, se trabaja. El profesor Barreiro es el que le está pasando conocimiento”, dijo y también se refirió a Barreiro.
“Cuando el ‘Bocha’ (Santín) nos dijo que venía yo lo tuve que googlear porque no lo conocía. Tiene tremenda trayectoria y queremos nutrirnos de eso, de su jerarquía y de su conocimiento. A él no le discutimos ningún trabajo. Je”, finalizó.

EL RETORNO. “Estoy muy contento. Es como volver a empezar. Todos son desafíos, sea donde sea. Y este es un desafío lindo para refrescar un poco todo después de estar tres años y medio sin trabajar”, dijo por su parte, Barreiro, quien dejó de trabajar en el Barcelona de Guayaquil con Guillermo Almada en diciembre de 2016. Lo hizo por una decisión personal; había nacido en Europa su nieto Luka y quería estar presente en su vida, lo que hizo todo este tiempo, pero ya era hora de volver.

“Estaba en las gateras, ansioso por volver a trabajar. Fue indescriptible lo que sentí al volver a pisar el césped vestido de profesor. El ambiente de los jugadores, las bromas, trabajar, crear. Planificar los trabajos. La creatividad volvió a activarse en mi cabeza. Si bien yo estaba entrenando a Cris Namús, que la preparo siempre y es una deportista de alto nivel - lo que me tenía activo-, no es lo mismo que trabajar en un equipo de fútbol, que es lo mío. Sentí mucha felicidad de estar de nuevo, necesitaba esta oportunidad de reengancharme”, añadió y pasó a contar sobre su ayudante.

“Florencia tiene la misma edad de los jugadores y eso facilitó mucho las cosas. Aunque la verdad, me sorprendió porque se pudo desenvolver rápidamente en el ambiente del fútbol, que no es fácil. Maneja muy bien el grupo cuando le pido que lo comande en algunos trabajos. Y ella como pez en el agua. Nunca pensé que se iba a adaptar tan rápido. Y los jugadores están muy entusiasmados, porque para ellos es una novedad. Para mí también lo es, una experiencia nueva trabajar con una mujer. Pero por ahora va resultando muy bien”.

gonzalo
Gonzalo. Barreiro volvió al ruedo tras disfrutar tres años y medio a su nieto Luka. Foto: Darwin Borrelli.

Gonzalo siempre fue un innovador y lo está siendo una vez más al optar por trabajar con una mujer. “En el fútbol femenino y en el amateur siempre hay mujeres que se meten a trabajar. Pero en el fútbol profesional masculino no hay antecedentes de una mujer trabajando en la preparación física y ojalá que sea un puntapié inicial. Yo creo que Florencia está abriendo un camino. Y repito, la veo muy bien, se sabe parar frente al grupo, la tiene muy clara. No la veo inhibida ni nada. Tampoco es una improvisada, tienen sus estudios. Obviamente, va a ir aprendiendo el oficio a mi lado”, insistió.

“En el club están muy orgulloso de ser parte de esta novedad. Están todos como con el chiche nuevo. Me llamó el presidente el otro día y lo noté muy entusiasmado al hombre”, relató quien encara su trabajo en Villa Española como si estuviera en el Real Madrid o en el Barcelona.

Barreiro también se sorprendió con Villa Española. “Quiero destacar que me encontré con un club muy organizado. Con una estructura y una logística de un club profesional. En todas las áreas. Hay gente apoyando en cada área y no falta absolutamente nada. Superó mis expectativas. Supera a clubes de Primera División e incluso del exterior”, relató Gonzalo antes de referirse a los objetivos.

“En esto se da examen todo el tiempo y hay que ganar el domingo, que para eso trabajamos”, afirmó. “Mi objetivo es aprender todo lo que pueda y hacer mi trabajo de la mejor manera para que el equipo consiga el ascenso”, agregó Florencia.

con ortega

Ultra Pro Training: un viejo estilo de trabajo

Gonzalo Barreiro integra un grupo de preparadores físicos liderado por Óscar Ortega, el profesor de Atlético de Madrid, que se llama Ultra Pro Training. “Fue una iniciativa de Óscar para darle forma a un estilo de trabajo que llevamos a cabo hace muchos años: una metodología integrada. Fue como que bautizamos al nene porque trabajamos toda la vida con este formato, pero nunca le habíamos dado forma. Nos juntamos con otros profesores de mucha experiencia y hemos crecido mucho”, explicó Barreiro.
“El grupo tiene tres objetivos: el primero es jerarquizar al preparador físico. Ese es el principal en un momento en que aparecen tantos métodos globales a los que le meten color, olvidándose que hay cosas que no cambiaron. Quieren ningunear al preparador físico y a los trabajos ortodoxos. La segunda función es gerenciar equipos y armar estructuras de metodología integrada; y el tercero es dar conferencias por todo el mundo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados