#OVACIONENLAFINAL

Finales: el Centenario le gana al Bernabéu

Palco principal de América y del mundo.

Foto: archivo El País.
Foto: archivo El País.

La designación del estadio Santiago Bernabéu para la final de la Copa Libertadores entre River y Boca provocó enojo de este lado del Atlántico y alegría por parte de la prensa española, sobre todo la madrileña

“La celebración en el Santiago Bernabéu de la Libertadores completa una colección única de finales en un mismo estadio. Ningún campo del mundo ha albergado tantos partidos decisivos con el título en juego de las competiciones más importantes. En el viejo Chamartín se ha levantado una Copa del Mundo, una Eurocopa, cuatro Champions, dos Copas de la UEFA y una Intercontinental, además de 36 copas del Rey. El próximo 9 de diciembre también se festejará el gran torneo sudamericano de clubes”, se escribió en El País de Madrid.

Además de un error (fueron tres y no una las Intercontinentales: Real-Madrid Peñarol en 1960 y 1966, Inter de Milán-Independiente en 1964), hay una exageración con relación al escenario madridista: el Estadio Centenario de Montevideo albergó más acontecimientos decisivos por grandes competencias internacionales. Y en varios casos resultó pionero.

El Centenario fue sede central de una Copa del Mundo (1930), incluyendo los dos partidos emblemáticos, la inauguración y la final. Con un añadido de especial valor: fue el primer Mundial de la historia.

También albergó cuatro ediciones de la Copa América (1942, 1956, 1967 y 1995), a la cual podría añadirse la final de ida de la Copa América 1983, disputada entre Uruguay y Brasil.

Por la Copa Intercontinental fueron seis partidos: Peñarol-Real Madrid 1960 y 1966, Peñarol-Benfica 1961 (dos encuentros), Racing-Celtic 1967 y Nacional-Panathinaikos 1971. En tres de esos juegos se definió el campeón del mundo. Y también está el mérito del estreno absoluto del torneo, en aquel 1960.

Por la Copa Libertadores se disputaron en su césped 20 finales de la Copa Libertadores. La lista es la siguiente: Peñarol-Olimpia 1960, Peñarol-Palmeiras 1961, Peñarol-Santos 1962, Nacional-Independiente 1964, Peñarol-Independiente 1965, Peñarol-River 1966, Nacional-Racing 1967, Estudiantes-Palmeiras 1968, Nacional-Estudiantes 1969, Peñarol-Estudiantes 1970, Nacional-Estudiantes 1971, Independiente-Colo Colo 1973, Boca-Cruzeiro 1977, Nacional-Inter de Porto Alegre 1980, Flamengo-Cobreloa 1981, Peñarol-Cobreloa 1982, Peñarol-Gremio 1983, Peñarol-América de Cali 1987, Nacional-Newell’s 1988 y Peñarol-Santos 2011. De esas 20 finales, en siete ocasiones se resolvió el campeón.

También con la Libertadores el Centenario tuvo el honor de inaugurar las finales, así como el primer partido en absoluto (Peñarol-Jorge Wilstermann, el 19 de abril de 1960).

El estadio montevideano fue escenario además de una Copa de Oro (Mundialito) de campeones mundiales, un torneo oficial de la FIFA.

A la rica historia del escenario del Parque Batlle ni siquiera le faltan clásicos Boca-River: hubo tres, por torneos de verano: 1955, 1978 y 1984.

Está bien: el Centenario no recibirá nunca una final de la Champions League, pero eso se debe a que en la UEFA hacen las cosas en forma diferente a la Conmebol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)