NACIONAL

Al final, el puntito no resultó tan malo

Nacional terminó el sábado sabiendo que Peñarol lo podía alcanzar, pero anoche se fue a dormir contento.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Celebración. Barbaro y Amaral saludan a Fernández; al fondo, lo sufre el “Tola” Antúnez.

Sábado. Hora 18:00. Los jugadores de Nacional vuelven de la cancha al vestuario del Campeones Olímpicos en silencio, cabizbajos. Casi como si hubiera sido una derrota. Nacional acaba de empatar con El Tanque Sisley, pero, por las últimas jugadas del partido en la que Nacional se pudo quedar con los tres puntos, la igualdad dejó un sabor amargo.

Los tricolores sabían que su soledad en el primer lugar de la tabla del Torneo Apertura corría peligro. Es que si Peñarol vencía a River Plate alcanzaría a los tricolores en el primer lugar. Pero el tema no quedaba sólo ahí: si ganaban sus respectivos partidos, Defensor Sporting treparía a los 15 puntos, quedando a uno de los tricolores, y Wanderers a las 14 unidades, quedando a dos de los líderes.

Al final, Nacional tuvo una noche de domingo inmejorable porque nada pasó y el punto que consiguió en Florida no hizo más que estirar la ventaja sobre sus más cercanos perseguidores en las posiciones del Torneo Apertura.

Es que Peñarol fue goleado frente a River Plate y quedó a tres puntos de Nacional, Wanderers perdió a manos de Cerro en el Tróccoli y viene en caída en las últimas fechas, y Defensor Sporting, también a tres de los albos, apenas rescató un punto en condición de local contra Villa Teresa.

El DT Gustavo Munúa se mostró sereno tras el empate y confiado. "Seguimos primeros", dijo. Y el domingo no hizo más que devolverle la soledad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)