SELECCIÓN

El final de obra lo dan en China

Para que Urretaviscaya y Valverde pierdan su lugar en Rusia, Gastón Ramírez, Laxalt y Torreira deben certificar sus condiciones.

Lucas Torreira, el eje del juego de la Sampdoria
Foto: Archivo.

Hay que elegir. Y Óscar Tabárez tiene bien claro que no hay ni mucho tiempo de espera ni un montón de pruebas más para tomar la decisión. Pero hay que hacerlo y punto.

Eso sí, que haya que tomar la determinación no significa que esta sea sencilla. Ni que no se deba estar pendiente de lo que suceda en la China Cup, porque la nómina para este certamen no incluyó a dos jugadores con presencia más que justificada en las anteriores citaciones: Federico Valverde y Jonathan Urretaviscaya.

Lo que surge bien claro, por cierto, es que no hay tantas dudas. A esa conclusión se llega de una manera rápida y sencilla, porque leyendo las reservas y nominaciones del entrenador de las últimas fechas de las Eliminatorias para Rusia, y la de los dos últimos partidos amistosos (Polonia y Austria), se observa que hay demasiadas confirmaciones.

Las preferencias sobresalen nítidamente y no merecen ni medio reparo o cuestionamiento. Los méritos deportivos para tener ese grado de consideración se lo ganaron a fuerza de destaque en la Selección y en sus equipos.

Directo al punto: hay como mínimo 19 jugadores que ya pueden empezar a imaginarse dentro de los estadios rusos escuchando las estrofas del Himno Nacional. Es más, los cupos estarían más cubiertos aún si solamente entrara en juego la consideración de quien escribe.

Igualmente, el tema en cuestión es que la decisión que viene no es cualquier cosa. En primer lugar porque la actual lista de 23 solo incluye a cuatro delanteros -Suárez, Cavani, Stuani, Maxi Gómez- y Urretaviscaya perfectamente puede dar una mano como atacante si se lo suma dentro de los 23. Y, en segundo lugar, porque Valverde fue uno de los jugadores que Tabárez tomó como referencia para transformar el estilo de juego del mediocampo uruguayo. Tanto que le otorgó la titularidad en partidos definitorios para lograr el pasaje al Mundial.

Así, entonces, para que en el Mundial no se eche de menos a Urretaviscaya y Valverde, lo que debería pasar es que Gastón Ramírez, Diego Laxalt y Lucas Torreira le dejen en claro al entrenador que sus actuales momentos deportivos están por encima de los otros dos.

Torreira quizás cargue con la mochila más pesada de todas. Es más que evidente que los ojos estarán puestos encima de sus movimientos y no habrá ni un solo uruguayo que no quiera verlo desempeñarse a la misma altura de lo que hace cada fin de semana con la Sampdoria de Italia.

En defensa de su permanencia en el grupo, lo que puede establecerse es que sus características son bien diferentes a la del resto de los volantes con los cuales disputa su lugar en Rusia.

Torreira tiene mucho del entrañable número cinco típico del fútbol uruguayo. Ese cuyo perfil de recuperador y raspador en el medio convirtió en leyendas a varios hombres. Pero no se queda ahí. Quienes hayan visto algún partido de la Sampdoria tendrán claro que ese “pequeño gigante” tiene vocación ofensiva. Es el que entrega el pase de salida y el que se muestra siempre como opción para recibir y descargar. Además, pisa el área rival.

Laxalt, por su parte, es el jugador que colabora en todas las zonas para que no sea necesario que el equipo dependa pura y exclusivamente de la actuación destacada de un jugador.

En Genoa el exfutbolista de Defensor Sporting pisa constantemente las dos áreas y no es menor el hecho de que lo han utilizado de lateral o de carrilero. En su contra, quizás con una cuota de peso muy importante para el momento de la decisión final, es que Tabárez le ha concedido muy pocos minutos de juego.

Para Ramírez es ahora o chau pinela. Llega en un gran momento, porque tiene un pico de rendimiento muy alto en Italia, pero es imposible no admitir que ha desperdiciado todas las oportunidades que hasta ahora le fueron entregadas por el DT de la selección.

Además, a la hora de medir funciones y ver qué huequito puede conseguir en la nómina final, no es un detalle para pasar por alto el hecho de que está en desventaja con Giorgian De Arrascaeta.

Queda bien claro: la China Cup dará el final de obra para la Celeste mundialista.

LOS 19 que van seguro

Los tres arqueros, seis defensas, seis volantes y cuatro delanteros que ya tienen pasaje:

Si no pasa nada raro estos jugadores irán al Mundial: Muslera, Martín Silva, Campaña; Godín, José María Giménez, Coates, Cáceres, Maximiliano Pereira, Gastón Silva; Nández, Vecino, Bentancur, Carlos Sánchez, Cristian Rodríguez, De Arrascaeta; Suárez, Cavani, Stuani y Maximiliano Gómez.

LOS SIETE CON CHANCE

Quedan cuatro lugares y los buscan: dos defensas y cinco volantes

A juzgar por la actual lista de 23 futbolistas y el repaso de las últimas realizadas por Óscar Tabárez los que están en franca lucha deportiva por su lugar en la nómina final son: Mauricio Lemos, Guillermo Varela, Federico Valverde, Lucas Torreira, Diego Laxalt, Gastón Ramírez y Jonathan Urretaviscaya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º