COPA SUDAMERICANA

"El final fue una locura, hubo abrazos y llantos"

"Lo intuí, me jugué a la lógica, me tiré a la derecha para asegurar. Intuí bien", contó Leonardo Burián sobre el penal que le atajó a Lezcano a los 35 minutos del partido frente a O’ Higgins.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Leonardo Burian. Foto: AFP

"Fue un envión anímico para nosotros porque un gol de ellos nos hubiera obligado a salir a buscar el partido para tratar de convertir y seguramente íbamos a dejar espacios que ellos iban a aprovechar", agregó el héroe de la clasificación de Wanderers, al regresar a Montevideo.

Luego, en la definición por penales, el arquero bohemio contuvo otros dos, al mismo Lezcano y a Acevedo. "Con Lezcano me la jugué al mismo palo, me imaginé que él no iba a querer cambiar y la atajé. Y en el último también le emboqué", dijo con humildad.

"Estoy contentísimo. Fue un partido complicado como el que jugamos acá, con un trámite similar. Ellos dominaron un poco más y nosotros recién en el segundo tiempo, faltando 30 minutos empezamos a dominar y nos sentimos un poco más cómodos. Y ellos creo que se cansaron y aflojaron un poco, como queriendo ir a los penales", relató sobre el partido.

"El final fue una locura. En esos festejos uno descarga todo, la tensión del partido y de la definición por penales, que siempre es algo muy tenso. Uno libera y explota. Hubo muchos abrazos y algunos llantos", dijo el arquero. Tras el partido Burián y sus compañeros regresaron al hotel Diego De Almagro donde se hospedaron en Rancagua, a bañarse y allí compartieron cena y sobremesa hasta tarde.

"Cenamos, tomamos algo y nos quedamos conversando. Hoy (ayer) me desperté muy cansado, pero muy contento. Y más que nada satisfecho por haber logrado el objetivo de pasar de fase que era lo que fuimos a buscar. Queríamos conseguir esto que es histórico para Wanderers", aseguró Burián, que se ha convertido en ídolo de los bohemios.

"Este fue uno de los partidos más importantes de mi carrera, por lo que significaba para el club y para nosotros los más grandes, somos tres o cuatro, y tenemos más o menos que encaminar a la juventud que tiene Wanderers. Es un equipo lleno de jugadores formados en el club y es una responsabilidad muy linda para nosotros", explicó.

Wanderers perdió muchos jugadores y uno de los pocos que llegó fue Ignacio González. "Ayer nos dio una mano bárbara jugando fuera de puesto, como un falso nueve".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)