SEGUNDA DIVISIÓN

Final feliz para Rampla: El "picapiedra" consagró campeón

Derrotó 1-0 a Cerro Largo en el Olímpico y festejó el Campeonato Uruguayo de Segunda División con su gente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rampla

Yimmi Alvarez hace sonar su silbato y da por finalizado el partido. Rampla Juniors acaba de ganarle a Cerro Largo 1 a 0 y luego de un año plagado de vicisitudes el "picapiedra" se proclama campeón del torneo Uruguayo de la Segunda División Profesional.

Una temporada que comenzó con el descenso a la "B", un gerenciamiento que nunca llegó, deudas cuantiosas y la conformación de una nueva directiva a pocas horas del inicio del certamen.

Allí se inició una nueva etapa donde varios socios se hicieron cargo de la institución y en pocas horas consiguieron una cifra "millonaria" para la actual realidad del fútbol uruguayo y más teniendo en cuenta la situación en la que llegaba Rampla, descendido y sin recursos.

La reconstrucción comenzó desde la tribuna, donde los hinchas dejaron de ser los principales críticos y se pusieron el overol para conseguir recursos, para acompañar al equipo hasta en los entrenamientos y hasta mejorar las instalaciones del Estadio Olímpico. Esa unión se vio reflejada en la cancha.

Desde el primer empate hazañoso frente a Villa Española 2 a 2 (cuando perdía 2 a 0), hasta la consagración del sábado, mucha agua pasó por abajo del puente.

Los cambios en la conducción del club que finalizaron con la actual presidencia de Juan Castillo; las fracturas de Pablo Pírez y Mauricio Felipe, la internación de Willinton Techera en la que corrió riesgo su vida, el fallecimiento de Nicolás Sánchez, uno de los más reconocidos hinchas del club y los pagos salariales retrasados que determinaron una serie de paros, fueron algunas de las piedras que tuvieron que sortear para llegar al título.

Pocas veces se ha visto una parcialidad y un equipo tan mancomunados, donde los jugadores eran el fiel reflejo del hincha llevado al campo de juego.

Así Rampla jugó este campeonato, peleando cada pelota como si fuera la última, pero sin renunciar al buen fútbol, en donde Rigoleto, Leites, Freitas y la conducción certera en el medio de Paleso, fueron los abanderados de la causa, sin dejar de lado de la seguridad de Rafael García, el mejor golero de la Divisional.

El ascenso ya se había logrado, pero faltaba la fiesta principal, el mantel largo, la consagración. Y por eso, pese a la hora totalmente inadecuada en la que se fijó el partido, el pueblo rojiverde no faltó a la cita.

El partido fue luchado, con pocos espacios para poder pensar y resolver y que sólo la astucia de Mauricio Felipe le dio la visión de colocar el balón fuera del alcance de Ramiro Bentancur para hacer delirar a los tres mil picapiedras presentes en el Olímpico.

Cerro Largo fue un durísimo rival y pese a las siete bajas con las que encaró este partido, el arachán mostró todos sus atributos futbolísticos que siempre lo han caracterizado en el profesionalismo.

El final dejó las imágenes de Gabriel Añón, Hugo Pilo y el Profe Bondela abrazados con los futbolistas, el entrañable "Lele" Cabrera con lágrimas en los ojos, la locura de Juan Alvarenque, la tranquilidad de Juan Castillo, los puños al cielo de Ignacio Alonso y el recuerdo hacia Nicolás Sánchez por parte de Gian Carlo Franco que dio la vuelta olímpica con su camiseta junto a los jugadores del club.

Salud viejo Rampla, porque como dice su tango, hasta el último segundo por la victoria luchás…

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)