NACIONAL

Ahora, la final es el domingo

Con un plantel armado para la doble competencia, Nacional tiene un solo frente de ataque: el Clausura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lucha. Aja, en plena disputa de una pelota por el aire. Foto: Darwin Borelli

Es un golpe duro. Nacional mantuvo la base del equipo campeón del Torneo Apertura y le sumó cuatro jugadores de nombre. Se armó un plantel para afrontar Clausura y Libertadores; pero antes de debutar siquiera en el torneo local, ese pasó a ser el único frente de ataque en los próximos meses.

No lo esperaba el cuerpo técnico, no lo esperaba el plantel. Mucho menos los dirigentes, que sentirán el peso del poderío del plantel cuando deban hacer frente a la inversión realizada sin contar con el dinero fresco de la Copa.

Después de 18 años jugando la fase de grupos de la Libertadores, en la edición 2015 quedó por el camino. Estuvo a unos centímetros el año pasado, pero aquella última pelota de Oriente Petrolero no entró. Esta vez, la de Palestino en el primer tiempo sí, y ahora Nacional debe conformarse con luchar por ganar el Uruguayo sin finales, que será el principal objetivo de aquí en más.

"Habíamos hecho un plantel pensando en lo positivo. La ilusión de la Copa queda trunca y quedamos con un plantel extenso. Queremos que todos peleen por su puesto; la competencia es sana", dijo Álvaro Gutiérrez después del partido. Nacional afrontará el Torneo Clausura prácticamente con dos jugadores por puesto de esos que pueden ser titulares en cualquier momento.

Ahora la meta es el Uruguayo y así jugar rápidamente la Sudamericana y clasificar directamente a la fase de grupos de la próxima Libertadores. Lo dijo Gutiérrez, el mismo que con tres victorias después del 0-5 del clásico con otro técnico, mantuvo a Nacional en zona de clasificación a la Copa. "En estas llaves mano a mano, hay detalles que juegan. Estoy convencido que una expulsión marcó la eliminatoria", opinó el técnico.

Cuando la suerte puso a "Chile 3" en el camino, Nacional respiró aliviado. Cuando Palestino le puso nombre al rival, ninguno puso el grito en el cielo, más allá de la manida frase "el fútbol se ha emparejado en todos lados". Hoy, Palestino piensa en el debut contra Boca Juniors y después pensará en la final de la Copa Chile, en Wanderers y en Zamora.

Mientras, Nacional piensa en el partido que dentro de dos días jugará contra Defensor. Después vendrán Sud América, El Tanque Sisley y así sucesivamente; rivales que no fueron los únicos en que se pensó a la hora de contratar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)