el clásico de la Villa

Y al final, el clásico

Cerro y Rampla Juniors se preparan para la fiesta; los albicelestes llegan mejor, pero los picapiedras recuperaron la autoestima frente a Torque

la villa
Maureen Franco festejó en el último clásico ante Rampla. Foto: archivo El País. 

En los clásicos no hay favoritos, dice el viejo refrán futbolero. Y aunque pueda ser cierto, para el que jugarán el domingo Cerro y Rampla en el Tróccoli, los albicelestes llegan mejor. Suman 22 puntos en la tabla y llegan en buena racha; llevan seis partidos sin perder: cuatro victorias y dos empates. “Venimos bien, de menos a más, jugando mejor, en un buen nivel”, dijo el técnico Fernando Correa.

“Más allá de los resultados, mejoramos en el juego, en la tenencia y en saber manejar los momentos del partido. Como pasó en el último con Wanderers”, agregó el “Petete”.

Rampla Juniors está ultimo en la tabla del Apertura, con sólo 10 unidades, pero llega al clásico tras haber conseguido la primera victoria en el torneo, al menos en la cancha, porque ya había sumado los tres puntos del partido frente a El Tanque. La victoria 2-1 del fin de semana pasado frente a Torque fue un bálsamo para los picapiedras. “Como ganamos y de atrás fue un envión anímico importate para nosotros, más en la situación en que estamos”, admitió el “Ronco” Luis López.

“La verdad, no sabés cómo tenía la cabeza, no aguantaba más nada. Uno se toma las cosas muy pasionalmente, aunque siempre trato de ponerle un poco de calma. Pero estaba bravo”, reconoció el técnico, quien es consciente que lo bancaron porque tiene espalda tras sus buenas campañas anteriores. “Hay que destacar lo positivo. Bastante me bancaron, creo que si hubiera sido otro lo hubieran echado”, dijo el “Ronco”, que no la tiene fácil para armar el equipo.

Es que el fin de semana pasado, en su única victoria en el torneo, le dio la oportunidad a dos juveniles en los laterales: Joan Gamboa y Gastón Roselló y ambos cumplieron con creces. Por otra parte están para volver Gabriel De León, Mauro Brasil. Son las decisiones que deberá tomar el técnico, quien entiende que un clásico se debe jugar con futbolistas de carácter.

Jonhy Galli salió sentido en el primer tiempo ante Torque y se confirmó su desgarro, razón por la cual su lugar será ocupado por Nicolás Rocha. Es una de las pocas certezas que tiene el entrenador a dos días del partido clásico. Hoy en el fútbol táctico que realizarán por la mañana decidirá la oncena. El brasileño Igor Paim, que marcó el gol del triunfo ante Torque, podría ir de arranque.

“Petete” tampoco ha definido la formación para el domingo. Tiene dos dudas en la mitad de la cancha. El trabajo táctico que realizarán hoy será determinante, si es que pueden utilizar el Tróccoli, lo que no fue posible en la víspera. “Tenemos la suerte que atrás de los arcos hay un lugar que pudimos utilizar y entrenamos ahí. El ‘profe’ hizo un trabajo físico muy bueno allí y salvamos el día”, explicó el técnico de Cerro.

Ambos entrenadores observaron ayer videos del rival clásico. “Rampla juega muy vertical, con dos puntas. Pelean los partidos, es un equipo luchador”, dijo “Petete”. “Esperemos que nos sea un partido muy trabado, que se juegue al fútbol, porque en este tipo de partidos muchas veces la ansiedad te lleva al pelotazo”, agregó el estratega albiceleste.

López también estuvo analizando el último partido de Cerro, la victoria frente a Wanderers por 1 a 0 en el Parque Viera. “Vi el compacto con mis hijos. Cerro es un equipo de experiencia, con jugadores que llevan un buen tiempo juntos”, dijo el entrenador picapiedra, quien sin embargo confía en sus futbolistas. “Creo que si hacemos las cosas bien en el partido lo podemos ganar”, añadió.

El “Ronco” sabe muy bien que sus futbolistas deberán estar atentos a Maureen Franco, uno de los delanteros albicelestes más peligrosos. “Es un jugador desnivelante, lo vamos a marcar en zona, por donde caiga”, explicó el técnico de los rojiverdes.

en la villa

Datos clásicos

Diego Martiñones es el hombre a cuidar para los albicelestes. El delantero picapiedra lleva marcados seis goles en lo que va del torneo, tres menos que el máximo artillero del Apertura que es David Terans de Danubio. Dos fueron de jugada, uno de cabeza y tres de penal.
En Cerro los máximos anotadores son Maureen Franco y Leandro Paiva, ambos con tres goles. Maureen marcó uno de tiro libre y dos de penal, mientras que los tres de Paiva fueron de jugada, el último el de la victoria frente a Wanderers el fin de semana pasado.
Rampla Juniors ha concentrado en algunas ocasiones durante el torneo Apertura, y obviamente piensan hacerlo para el clásico ante Cerro. Concentrarán el sábado, pero aún no han definido el lugar. Pueden hacerlo en el hotel Presidente o en el hotel Arosa, como ya han hecho.
Cerro no ha concentrado para ningún partido del Apertura, solo lo hicieron para enfrentar a Sport Rosario por la Copa Sudamericana. Para el clásico el técnico Fernando Correa prefirió no hacerlo. “Si así venimos bien, para qué vamos a cambiar las cosas”, reconoció “Petete”.
Fernando Correa dirigirá el domingo en su primer clásico de la Villa. “Desde que llegamos al club ya nos dijeron que este partido había que ganarlo. Así que tenemos claro cómo es desde el principio. Por suerte venimos bien, jugamos en nuestra casa y la gente está entusiasmada”, dijo “Petete”.
En el clásico correspondiente al Apertura del año pasado, jugado en el Tróccoli, fue victoria del equipo del “Ronco” Luis López por 2 a 1. Los goles picapiedras los marcaron Olivera y Rigoletto. En el Clausura se jugó en el Olímpico y el vencedor fue Cerro por 1 a 0 con gol de Maureen Franco.
Las entradas para el clásico, que se jugará en el estadio Luis Tróccoli, ya se encuentran a la venta en los locales de la red Abitab. Los precios: tribuna Argentina: generales $ 200 y socios albicelestes $ 100. Tribuna Chile: $ 100 y socios $ 50. Tribuna Paraguay (Rampa Juniors): generales $ 400.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)