fútbol

Las figuras que el fútbol extraña

El retiro de los cracks: en los últimos cinco años varios grandes jugadores colgaron los zapatos y archivaron las gambetas

En Italia, Recoba ganó dos títulos de Seria A (05-06 y 06-07), dos Copas (05-06 y 06-07), dos Supercopas (2005-2006) y una Copa UEFA (97-98). Foto: Archivo EP
Jugó dos años y medio en Juventud de Las Piedras, su último club, donde recibió el premio a la valla menos vencida del Campeonato Uruguayo Especial. Foto: Archivo El País.
Tras haber sido elegido Balón de Plata del Mundial Sub 20 de Malasia en 1997, dio el salto al fútbol europeo, donde jugó 13 temporadas, con tres etapas en Juventus. Foto: Archivo El País
Su partido despedida, llamado “Simplemente T8ny”, contó únicamente con jugadores de Peñarol. Entre ellos Néstor Goncálvez y Fernando Morena, dos leyendas del club. Foto: Archivo El País
Quería retirarse en el último partido del torneo y en el Franzini. “Le dije a Jablonka que no quería ninguna extravagancia. Quiero pasar inadvertido”, dijo Fleurquin. Así fue. Foto: Archivo El País

La decisión de Richard Porta, quien desilusionado del fútbol decidió colgar los botines a los 34 años, puso el tema del retiro de los jugadores, otra vez sobre la mesa. No fueron pocos los que le pusieron punto final a su carrera en los últimos cinco años. Vale la pena recordar a los que hicieron más ruido.

Fabián Carini sorprendió al colgar los guantes cuando acababa de firmar contrato con Wanderers para jugar la Copa Libertadores en enero del año pasado. Pero en realidad la idea de dejar de jugar rondaba por su cabeza desde que su mujer sufrió, en abril de 2014, un aneurisma cerebral cuando estaba embarazada de 20 semanas del primer hijo de la pareja. Eso y la lesión de espalda que sufrió defendiendo a Juventud.

Con los discos gastados y una espalda de alguien de 55 años -según el médico- le costaba cada vez más recuperarse. Un día, ya en Wanderers, se levantó sin ganas de ir a entrenar. Al otro día le sucedió lo mismo. Y al tercero se dio cuenta que no daba para más. Con la decisión tomada, Carini pensaba disfrutar de la familia, hacer un curso de cocina, ir a clases de baile porque se lo había prometido a su mujer y estudiar inglés, pero la propuesta de Fox Sports para integrarse a su programa de TV, le abrió otra puerta.

Un año antes que Carini, en enero de 2016, Marcelo Zalayeta recogió sus cosas en Los Aromos y se fue para no volver. Lo hizo minutos después que cesaran a Pablo Bengoechea, que había ganado el torneo Apertura y tenía un lugar asegurado en las finales del Uruguayo, tras caer en un clásico de verano.

Zalayeta, que era el capitán aurinegro, adelantó seis meses un retiro que tenía previsto para el final de la temporada. Así lo había comunicado unos meses antes, en noviembre, durante una de sus pocas conferencias de prensa. Allí reconoció que no estaba conforme con su rendimiento y que iba a colgar los zapatos. También aseguró que no iba a ser técnico, ni representante ni dirigente. “La idea es estar afuera del fútbol, capaz que pongo un puesto de frutas y verduras”, tiró un poco en broma en aquel momento.

El último día de marzo de 2016, el “Chino” Álvaro Recoba tuvo su partido despedida en un Parque Central repleto de agradecidos hinchas tricolores. Iván Zamorano, Francesco Toldo, Carlos Valderrama, Marcelo Gallardo, Andrés D’Alessandro, Juan Román Riquelme, Javier Zanetti y Óscar Ruggeri fueron algunas de las figuras que lo acompañaron.

“Duró muchísimo la aventura mía en el fútbol, así que creo que voy a colgar los botines. Estos últimos años en Nacional, para bien, me han alargado mucho la carrera”, había dicho Recoba unos meses antes cuando decidió guardar su magia. Y se fue por la puerta grande: en un partido clásico que Nacional le ganó 3-2 a Peñarol, consiguiendo el Campeonato Uruguayo.

Quiso el destino que esa misma noche fuera la última de su gran amigo, Antonio Pacheco, dentro de una cancha. En junio de 2015 el Consejo Directivo de Peñarol resolvió por unanimidad no renovarle el contrato a “Tony”, contra la opinión del entonces técnico aurinegro Pablo Bengoechea.

Fue la segunda salida del ídolo del club. En 2011, por diferencias con el entrenador Diego Aguirre y sin el respaldo de los dirigentes, Pacheco tuvo que irse a jugar a Wanderers. Contra el deseo de los hinchas mirasoles, que por varios meses se convirtieron en bohemios. “Tony” también tuvo su partido despedida en julio de 2016 en el Campeón del Siglo.

En noviembre de 2015, con 40 años cumplidos, 20 de carrera y cinco hijos, Andrés Fleurquin jugó frente a River Plate su último partido con Defensor Sporting. El volante, símbolo del equipo violeta llevaba dos años trabajando en administración de empresas, carrera que cursó mientras jugaba.

Olivera

El ídolo violeta que se volvió gerente

A los 38 años y tras 21 años de futbolista, Nicolás Olivera le puso punto final a su carrera en diciembre de 2016. “No sentí la necesidad de concentrar, de entrenar ni de jugar. Era algo que había madurado. Fui involucrándome en otras cosas para que el dejar de ser futbolista no me pasara factura”, le contó a Ovación el hoy gerente deportivo de Defensor Sporting, quien se fue del club y regresó en cuatro oportunidades. Siempre había dicho que en Uruguay sólo iba a calzarse la camiseta violeta y cumplió, lo que le significó aumentar aun más el cariño que le profesa la gente del Parque Rodó, que llaman la “Banda Marley” a la hinchada que se ubica en la cabecera por el gusto musical de Olivera, fanático del reggae y del cantante jamaiquino.
Olivera fue el mejor jugador del Mundial Sub 20 disputado en Malasia en 1997, donde ganó el Balón de Oro.
Hoy está igualito, como para jugar. Eso le dijeron hace unos meses cuando viajó a España para ser homenajeado por el Sevilla, club al que defendió cinco años y donde dejó una huella indeleble.

Nacional

De jugadores a entrenadores

Nacional se ha destacado en los últimos tiempos por darle la oportunidad de dirigir a varios de sus exjugadores, cuando éstos le ponían fin a sus carreras dentro de las canchas. Esto sucedió con Gustavo Munúa, cuando el excapitán tricolor, después de haber levantado la copa de Campeón Uruguayo 2014-2015, se convirtió en el técnico de la institución.

En julio de 2016 el “Cacique” Alexander Medina, hoy técnico del primer equipo tricolor, arrancó su carrera de entrenador en la Tercera División del club. Tras haber dejado atrás los cortos y de haberse tomado un año sabático, el exdelantero cambió las flechas por una idea muy clara de juego.

Un mes antes, Sebastián Eguren le ponía punto final a su carrera de jugador en Nacional, pero seguía en el club al transformarse en uno de los ayudantes de Martín Lasarte.

En diciembre del año pasado, Martín Ligüera colgó los botines para ser el entrenador de la Tercera División tricolor, cargo que dejó vacante Medina al asumir en Primera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)