CRISIS SANITARIA

FIFA trabaja en una gran barrera protectora de clubes y futbolistas

Se vienen enmiendas al reglamento sobre el Estatuto y Transferencia de futbolistas para dar estabilidad contractual y también se dará una ayuda económica

Gianni Infantino
Gianni Infantini, presidente de FIFA. Foto: AFP

En todo el planeta fútbol están expectantes de las decisiones que FIFA adoptará de manera inmediata, se presume que es cuestión de días, para entregar una estabilidad contractual a las instituciones deportivas y a los futbolistas. Además, todas las federaciones y asociaciones también están pendientes de la “barrera protectora” que puede aparecer con una asistencia de fondos frescos para colaborar con la estabilidad económica.

La primera gran problemática que fue abordada con especial atención dentro del organismo rector del fútbol mundial es el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de los jugadores. En este caso, se entendió que urge ejecutar un paquete importante de enmiendas para evitar que la aparición de oportunistas provoque una serie interminable de reclamos, ya sea por futbolistas que denuncien el incumplimiento del contrato y quieran declarar la libertad de acción o por clubes que pretendan aprovechar la situación para finalizar contratos que en realidad estaban asociados a la culminación de las temporadas.

FIFA necesita frenar una reacción en cadena y para lograrlo tiene que regular toda la situación con una línea oficial.

Esto implica que se instrumenten acciones temporales que definan la suspensión de la ejecución del contrato que une a los futbolistas con las instituciones por el periodo en el que no hubo competencia.

Por encima de la forma en la que se resuelva en cada Asociación el mecanismo de resolución de la temporada, porque en algunos casos podrían determinar darla por concluida al momento en el que se paralizó por la propagación del COVID-19, la FIFA tiene que determinar una norma genérica y global que extienda la relación para que no aparezcan acciones de rompimiento por “causa justa”.

El otro gran problema que la FIFA necesita atacar con decisión firme para que los clubes no se vean perjudicados, es el cierre del período de transferencias. Es imprescindible que se provoque un corrimiento de apertura del TMS, lo que ayudaría a entregarle un marco legal a todo para que nadie saque ventaja. La lectura que podría terminar realizándose es la de un tiempo que no existió en el fútbol.

Por otra parte, tampoco se desconoce en el organismo rector del fútbol mundial, así ya se lo han hecho saber a todas las Confederaciones miembro, el problema económico que se suscita por la ausencia de las competencias internacionales.

Debido a ello es que es un hecho que habrá un Fondo de Solidaridad Coronavirus que se utilizará para auxiliar a las federaciones y asociaciones. Ese dinero se entregará vía las confederaciones de cada continente.

En este caso, como en otros, no se tratará de un aporte flexible, sino que seguramente se designará para determinados rubros.

Habitualmente FIFA colabora con los países con diferentes fondos y en la mayoría de los casos marca un destino específico. Hay ejemplos claros en los que se señala que el 80% del dinero debe ser destinado para desarrollo, el 15% para infraestructura y el 5% para sistemas operativos.

Estas decisiones, naturalmente que están emparentadas con los graves perjuicios económicos que se están provocando debido a la suspensión de todas las actividades, pero también tienen un marco político importante.

FIFA ha sufrido en los últimos tiempos cuestionamientos de algunos países europeos y también de los africanos. De hecho el enfrentamiento con la UEFA supo ganarse varios titulares. Razón más que suficiente para ayudarlos a todos

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados