OJO CRÍTICO

La FIFA tiene que ayudar a los muchachos del VAR

El pelo del uruguayo Edinson Cavani, la rodilla del boquense Diego González, la inexistente posición adelantada del también uruguayo Matías Viña o el gol que le anularon a los paraguayos de Cerro Porteño. Todo esto, y hay muchos casos más en los últimos tiempos, es de locos. Como para quedarte enojado por meses, porque sancionar lo inexplicable te crispa los nervios.

EDWARD PIÑÓN
EDWARD PIÑÓN

La FIFA va a tener que meter mano de verdad porque ni en Europa se salvan de cometer errores más groseros que los que podían aparecer sin la ayuda de la tecnología. A esta altura en el IFAB (The International Football Association Board), que es donde están los encargados de actualizar el reglamento del fútbol, deberían ponerse las pilas y ayudar para que a los muchachos del VAR no se les ocurra que un centímetro y medio de una rodilla es posición adelantada.

Ni que la punta del botín por dos centímetros, medidos con una raya azul que nunca se termina de saber la forma en la que se trazó, termine arruinando al deporte más lindo del planeta.

Es aceptable que ocurran errores humanos o que haya diferencias de interpretación, pero cuando se llega a un extremo tan grande para anular una jugada, lo único que se hace es matar al fútbol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados