CHAMPIONS LEAGUE

Fiesta celeste en la élite

Cavani y Suárez se volverán a ver las caras en unos cuartos de final de Champions en los que quedan cinco uruguayos y ningún inglés.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Suarez Cavani

La ciudad de Salto volverá a situarse en el centro de la élite futbolística a partir del próximo 15 de abril, cuando dos de sus ciudadanos más ilustres, Luis Suárez y Edinson Cavani, se enfrenten por los cuartos de final del torneo de clubes más importante del mundo, la Champions League.

Un hecho que debe ser motivo de festejo para todo Uruguay por este duelo entre las dos máximas referencias ofensivas del país, así como por una estadística que pone de manifiesto el gran momento del talento celeste en los mejores clubes de la actualidad: cinco uruguayos están en los cuartos de final del torneo, mientras hay otros países con gran tradición futbolística como Inglaterra que no cuentan con ningún jugador en esta instancia.

Para reflejar mejor el mérito celeste, lo comparamos con otras nacionalidades: España es el país que más futbolistas tiene en cuartos (45), gracias a que tiene tres equipos clasificados más otros dos como Porto y Bayern, entrenados por españoles y con un gran número de compatriotas en sus filas. Le sigue Brasil (27), que cuenta con futbolistas en los ocho equipos. Otros ejemplos son Italia (19), Alemania (13), Argentina (7), Holanda (4) o Chile (2). Ahí se aprecia que los cinco uruguayos, (Suárez, Cavani, Cáceres, Godín y Giménez) están muy cerca de alcanzar a los argentinos y superan a holandeses y chilenos a pesar de la gran diferencia de población que tantas veces ha llevado a esa expresión del "milagro" del fútbol uruguayo.

Tal y como deparó la suerte, PSG recibirá en París a los "culés" el 15 del próximo mes y la vuelta será en Barcelona el 21. Ambos equipos tendrán muy presente el precedente de este mismo año, en la fase de grupos, cuando los de Blanc se impusieron por 3-2 en el Parque de los Príncipes y los de Luis Enrique se tomaron la revancha en el Camp Nou, ganando 3-1 y arrebatándoles la primera posición. Suárez sólo estuvo en el segundo encuentro, ya que en el primero todavía estaba sancionado, pero en esta ocasión llegará a la cita en perfecta armonía con el resto del tridente, una vez superada esa primera etapa de adaptación. Por su parte, Cavani volverá a ser, una vez más, la máxima referencia ofensiva de su equipo en el duelo de ida ante la baja de Ibrahimovic por sanción, aunque también se le podrá ver, como viene siendo habitual, llevar su físico al extremo para colaborar en la presión.

Y es que el PSG sabe que para superar a este Barcelona, en el que Messi ha vuelto a alcanzar un nivel excelso, deberá mantener ese espíritu rebelde que le llevó a conquistar Stamford Bridge con diez hombres y que constrasta mucho con la actitud indolente que a veces le complica duelos mucho más sencillos en el torneo local. Ayer mismo ocurrió eso ante Lorient. Fue ganando desde los 4 de juego y no aceleró hasta que su rival le empató en el complemento, para luego terminar ganando 3-1 con hat-trick de "Ibra". Un triunfo que le hace ser puntero a la espera de lo que haga hoy el Lyon.

La otra eliminatoria que robará los focos a mediados de abril será la que reeditará la última final del torneo: Real Madrid ante Atlético de Madrid. El equipo de Godín y "Josema" Giménez perdió el título en la hora no hace ni un año, y desde entonces ganó en los seis duelos ante su vecino: dos por Liga, dos por Copa y otros dos por Supercopa. Parece que le tomaron la medida a los blancos y dejar afuera al campeón completaría la revancha por lo ocurrido en Lisboa.

Mucha más suerte tuvo el Bayern de Guardiola, que enfrentará al Porto que dirige el que fuera su compañero "culé", el exgolero Julen Lopetegui. Se da la casualidad de que ambos coincidieron también con Blanc y Luis Enrique en el Barça de 1996/1997. Además, el Mónaco se las verá con la Juventus de Cáceres, que no podrá jugar por lesión.

Los mejores se enfrentan con el único rumbo posible: Berlín y la gloria.

Más superioridad y un conflicto bélico.

El sorteo de ayer en Suiza también construyó los cruces de los cuartos de final de la Europa League, en la que, siguiendo con la curiosa estadística de la Champions, también hay superioridad uruguaya: sólo queda un futbolista inglés (Micah Richards, en la Fiorentina), mientras que en Napoli hay dos celestes que buscarán las semis, Miguel Birtos y Walter Gargano. No lo tendrán fácil los pupilos de Benítez ante el gran Wolfsburgo de esta temporada, en un duelo que bien podría haber sido la final de esta edición.

Lo mismo ocurre con el enfrentamiento entre el Sevilla, vigente campeón, y el poderoso Zenit de San Petersburgo. En los otros dos partidos, dos ucranianos: Dinamo Kiev vs Fiorentina y Dnipro vs Brujas. Por el conflicto bélico que mantienen hoy en día Rusia y Ucrania, la UEFA preparó el sorteo para que los equipos de estos países no se cruzasen, tal y como dictan las normas del organismo en estos casos.

Sin embargo, queda la duda de cómo se resolverá este asunto en caso de que todos los clubes en cuestión sigan avanzando o si llegan a clasificar a la final.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)