TORNEO APERTURA

La fiesta en Capurro fue carbonera

Desde el aliento de los 800 socios en la tribuna hasta la celebración del presidente tras la victoria ante Fénix.

Jorge Barrera y Rodolfo Catino, presidente y vicepresidente de Peñarol, celebrando el título aurinegro. Foto: Gerardo Pérez.
Gabriel Fernández ante la marca de Roberto Fernández. Foto: Gerardo Pérez.
Giovanni González lucha por la pelota con Alex Silva. Foto: Gerardo Pérez.
Empate. “Maxi” Pérez remató ante la mirada de los defensas aurinegros para el 1-1. Foto: Gerardo Pérez.
Festejo. Todos saludan a Lucas Viatri quien anotó el primer gol del partido para Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.
Casi. Denis se estiró, pero no pudo contener el tiro penal. Foto: Gerardo Pérez.
Álvaro Chijane, dirigente de Fénix en la tribuna del Capurro. Foto: Gerardo Pérez.
Tribuna. Camilo Lauría y Nelson Olveira. Foto: Gerardo Pérez.
Apoyo. Acevedo, Rojo, Freitas e Izquierdo. Foto: Gerardo Pérez.
Risas. Entre Juan Ramón Carrasco y Giovanni González previo al juego. Foto: Gerardo Pérez.
Cristian Rodríguez saludando a los 800 socios aurinegros que se hicieron presentes en el Capurro.Foto: Gerardo Pérez.
Jorge Barrera y Rodolfo Catino, presidente y vicepresidente de Peñarol, celebrando el título aurinegro. Foto: Gerardo Pérez.

Peñarol necesitaba un triunfo importante y ayer lo logró. Después de todo lo que el equipo había pasado en las últimas dos semanas, el aurinegro le regaló una alegría a su gente.

Y los jugadores se dieron el gusto de sentenciar el Torneo Apertura a falta de dos fechas para el final tras vencer a Fénix en el Parque Capurro.

Luego de una semana polémica por todo lo que pasó con el tema de las entradas y la posterior sanción al club albivioleta, la fiesta terminó siendo carbonera en Capurro.

Es que desde temprano en la tarde, muchos hinchas de Peñarol comenzaron a congregarse en las afueras del Parque Capurro alentando a su equipo, aunque muchos no tenían entrada para el partido.

Solamente 800 socios que agotaron las entradas en minutos fueron los testigos de ese triunfo que valió un título muy festejado por todos: jugadores, hinchas y dirigentes.

El presidente de Peñarol, Jorge Barrera, se desahogó tras el final del encuentro y celebró con los brazos al cielo y puños cerrados luego de ver el partido junto a sus compañeros del Consejo Directivo dando otra muestra de unidad en el club.

La fiesta fue carbonera y Peñarol es campeón otra vez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)