NACIONAL

La fiesta se la armó “Papelito”

Sebastián Fernández entró y anotó el gol del triunfo para que Nacional sea campeón.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

La tarde adentro de la cancha era gris, como afuera. Nacional perdía 1-0 con Danubio y no encontraba el gol para por lo menos forzar una final para definir el Torneo Apertura, ya que Peñarol le estaba ganando a Defensor Sporting.

El equipo de Alexander Medina era superior a su rival, como lo había sido a lo largo de la primera parte, aunque sin llegar al gol.

El “Cacique” empezó a mover el banco de suplentes y a los 62’ minutos hizo la primera variante. Sebastián Fernández ingresó por Leandro Barcia y nadie se imaginaba que el desenlace final lo iba a tener a “Papelito” como el artífice de la fiesta tricolor.

Es que en el 4-3-3 que presentó Nacional el delantero entró a la cancha para quedar bien abierto por la derecha de la ofensiva tricolor y ahí lastimar mucho por el sector que defendía Gonzalo Camargo.

Dos minutos después del ingreso de Fernández y en una jugada por la izquierda gestada por Alfonso Espino, llegó el empate tricolor con un tanto de Gonzalo Bergessio.

Pero había más. Nacional lo pasó por arriba a Danubio. La franja se quedó sin ideas y todo apuntaba a que el tricolor se iba a quedar con la victoria.

Y así fue. A los 81’, otra vez Espino desbordó por la izquierda y mandó la pelota al área, donde apareció Sebastián Fernández para definir tras ganarle la posición a Sergio Felipe y vencer a Federico Cristóforo.

Ese tanto desató la alegría de todos los jugadores de Nacional que de inmediato se fueron a festejar junto a sus hinchas, mientras “Papelito” estaba colgado del alambrado con su brazo arriba y el puño cerrado.

Era el gol del campeonato y lo fue, porque Danubio se vino abajo y no encontró más fútbol. El tricolor se adueño de la pelota y al grito de “olé, olé”, los hinchas ya saboreaban un nuevo título en el Torneo Apertura, el duodécimo en la historia.

Ya no importaba lo que pasaba en el Campeón del Siglo porque ganando Nacional se aseguraba el título y esa ventaja iba a ser la definitiva en una tarde en la que Sebastián Fernández volvió a ser clave para el equipo del “Cacique” Medina.

Totalmente identificado con la camiseta tricolor, el delantero anotó su segundo tanto en el Apertura y tercero en la temporada. Jugó siete encuentros en el torneo local ingresando en cinco oportunidades como titular. En las otras dos lo hizo desde el banco.

Ayer entró para refrescar el ataque de un equipo que demostró ser el mejor luego de ganar en un escenario siempre difícil como Jardines del Hipódromo.

Sebastián Fernández armó la fiesta y Nacional levantó otra copa, la primera del 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º