Vea el video

Fiel a su historia

Peñarol empató 2-2 con Racing con goles de Urretaviscaya y Pacheco, igualados en la hora por Affonso y Trindade. El carbonero cumplió con lo que precisaba para ser campeón del Torneo Clausura.

Ya está. Peñarol hizo su trabajo, ese que estaba obligado a hacer. Luego de un Apertura para el olvido se apostó a Pablo Bengoechea para asumir la responsabilidad de ganar sí o sí el Clausura para llegar a las finales y lo consiguió.

No se coronó con victoria, pero el 2-2 ante Racing fue suficiente. El aurinegro había liquidado el partido a los 70’ con el penal que Antonio Pacheco convirtió en el 2-0. La tranquilidad la había conseguido antes incluso, cuando a los 38’ Jonathan Urretaviscaya había puesto el 1-0 al sacar provecho de un soberbio pase de Luis Aguiar para quedar mano a mano con Gentilio y marcar por sobre el cuerpo del arquero. Esa había sido la única llegada a fondo de Peñarol en la primera mitad, por lo cual la efectividad había sido del 100%.

Sin embargo, Racing llegó al empate con dos goles en los últimos cuatro minutos: entre el 89’ (Mauricio Affonso) y el 93’ (Jesús Trindade) y en cierta forma porque Peñarol lo permitió. “Nos desconcentramos cuando nos dijeron que River iba perdiendo 2-0”, confesó Hernán Novick.
Como sea, el aurinegro logró su objetivo: ganar el Clausura y estar en las finales. De cara a las mismas, vale la pena hacer un repaso de las virtudes y defectos del conjunto del “Profesor” para afrontar los clásicos que decidirán el Uruguayo, las cuales el partido ante Racing reiteró.

virtudes. La Escuelita le hizo dos goles en un contexto ya relatado de inicios de festejos por parte de Peñarol, porque a esa altura hasta perdiendo era campeón. Sin embargo, no es sencillo anotarle al equipo de Bengoechea, que fue el que menos goles recibió: 13. Tiene una defensa que no brilla, pero es efectiva.

Otro punto alto del equipo está en el buen pie del mediocampo. Pacheco y Aguiar son capaces de salir jugando en forma prolija y de filtrar pelotas de gol como la que generó el 1-0. Y ni que hablar de la velocidad de Urretaviscaya en ofensiva, desequilibrante y complementaria a la inteligencia de Marcelo Zalayeta para jugar de espaldas al arco.

DEFECTOS. También Peñarol presenta puntos grises, como la facilidad con que le ganan en el juego aéreo en defensa (los dos goles de Racing llegaron por esa vía), la escasa proyección de los laterales (sobre todo ayer que faltó Diogo), las muchas pelotas que pierde en el medio y la intermitencia de los lanzadores. Las pocas veces que “Urreta” fue bien hablitado, fue imparable.

Peñarol está en la final y si bien puede jugar mejor, con lo que hizo le alcanzó. Si le bastará en las finales se sabrá el domingo a la noche.

Segundo tiempo

RACING 2–2 PEÑAROL

Cancha: Estadio Centenario
Árbitro: Jonathan Fuentes. Asistentes: Antonio Fedorczuk y Marcelo Gadea.

Racing: Gentilio; Aguilar, Brasesco, Cardozo, Torres; Nicolini, Dudok (70' Trindade), Zabala (70' Acosta); Rodríguez; Martiñones, Affonso. D.T. Santiago Ostolaza.

Peñarol: Migliore; Sandoval (70' Rodales), Valdez, Mac Eachen, G. Rodríguez; Urretaviscaya, M. Novick (54' G. Viera), Aguiar, J. Rodríguez (83' H. Novick); Pacheco, Zalayeta. D.T. Pablo Bengoechea.

Goles: 38' Urretasvicaya (P), 70' Pacheco (P) (de penal), 90' Affonso (R), 94' Trindade (R)

Amarillas: J.P. Rodríguez (R), Dudok (R)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)