SANTOS LAGUNA

Fernando Gorriarán: "Me imagino jugando en el mediocampo de la Selección; ojalá se pueda dar"

El mediocampista del Santos Laguna se refirió a la posibilidad de vestir la "Celeste" y dijo que le "entusiasma y motiva mucho saber que el 'Maestro'" Tabárez lo está mirando. 

Fernando Gorriarán, jugador de Santos Laguna. Foto: Enrique Arrillaga.
Fernando Gorriarán, jugador de Santos Laguna. Foto: Enrique Arrillaga.

Luis Suárez ya había convertido el gol de la resurrección del Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano ante el Osasuna. A esa hora del domingo, después de almorzar con su equipo en Monterrey, y como lo había prometido, Fernando Gorriarán levantó el teléfono desde la habitación del hotel para hablar con Ovación. Con la ilusión de entrar a la cancha para seguir siendo un “Guerrero” preferido de la afición de Santos Laguna, igual se permitió seguir soñando con la Celeste. Porque que su nombre nuevamente haya sido incluido en una lista de reservados le permite entusiasmarse. Y confiar que el sueño de chico al fin se puede hacer realidad.

Aquel jugador que salió de River, que creció en Hungría, porque hubo un técnico que supo hacerle entender el juego, hoy se anima a imaginarse jugando con Uruguay en las Eliminatorias y hasta metiendo una asistencia de gol para los grandes goleadores celestes.

-¿La lesión quedó atrás? ¿Ya estás a pleno nuevamente?
-Sí, por suerte, la verdad que yo conozco mi cuerpo y sabía que iba a poder volver. Ojo, todavía ando con un poco de molestia, pero es la normal del tratamiento. Es más, el doctor Alberto Pan, que estuvo en contacto conmigo, me explicó cómo era todo lo de la lesión y me avisó que las cosas que podía sentir eran normales. Hoy, gracias a Dios, estoy volviendo a jugar de la forma en la que lo hacía antes de la lesión. Si esto es así es gracias al cuerpo médico del Santos, a todos ellos les agradezco la forma en la que me trataron.

-¿Santos Laguna es tu lugar en el mundo fútbol? ¿Ahí en México pudiste explotar?
-Sin dudas que sí, creo que eso pasa porque me agarró en el momento justo de madurez. Veo el fútbol y lo disfruto de otra manera, estoy en una gran etapa, en una buena edad y lo estoy disfrutando mucho.

-¿En qué te ayudó el fútbol mexicano para crecer? ¿Qué cosas se incorporaron a tus aptitudes para dar un paso hacia adelante?

-Me ayudó en muchas cosas. Hay aspectos como el estilo de juego de la Liga y los grandes jugadores que colaboran para evolucionar, pero debo ser sincero y recodar que mi paso por Hungría fue clave. Ahí me ayudó mucho el entrenador ucraniano que tuve, él colaboró para que pudiera ver el fútbol de otra manera, a entenderlo y bueno quizás hoy en día lo juego diferente. No es que hago algo a que salga porque salga, sino que pienso más a la hora de tomar decisiones.

Fernando Gorriarán en acción frente a Atlas con la camiseta de Santos Laguna. Foto: @nandogorriaran
Fernando Gorriarán en acción frente a Atlas con la camiseta de Santos Laguna. Foto: @nandogorriaran

-Pero hoy, ¿no llegás más seguido al gol?
-Y, quizás, como se dice, se abrió el arco, pero también es porque estoy con otra confianza. Quizás es que lo disfruto más y las cosas van llegando solas. A lo mejor por el momento que estoy viviendo lo que pasa es que las cosas salen más fáciles.

-Ya supiste estar en una Selección uruguaya, pero fue un Panamericano. Ahora, ¿cuándo empezaste a visualizar que podía venir un llamado de la mayor? ¿Cuando en su momento llamaron a Brian Lozano?
-Y sí, fue ahí. Cuando tomé la decisión de venir a México era para estar más cerca de la Selección, sabía que el fútbol mexicano era una Liga atractiva, muy competitiva y que me iba a acercar, si me iba bien, a la Celeste. Luego se dio lo de Brian y, obviamente, que pensé que si lo estaban viendo a él también me iban a ver a mí porque jugamos juntos. Creo que eso también fue una motivación para tener el nivel que hoy estoy teniendo.

-En el mediocampo de Uruguay hay muy buenos jugadores, está bravo, ¿no? ¿Cómo vas a hacer para meterse ahí?
-Siempre pensé lo mismo y lo dije, porque están los mejores, están pasando por un gran momento. Son jugadores jóvenes de gran nivel y no tienen techo. Son increíbles, pero yo siempre sueño con estar ahí. Trabajo día a día para poder estar ahí, para poder competir con ellos, pero la verdad que y a es un placer y un orgullo poder estar en esa lista con todos esos fenómenos. Igual, ahora toca seguir en Santos, con la cabeza en los partidos que vienen acá y esperar a ver qué decisión se toma con la Selección.

-Pero el mensaje de apoyo ya lo recibiste, porque volviste a aparecer en la lista de reservados. Es como que Óscar Tabárez te está diciendo: ‘te estoy observando’.
-Sí, es cierto, y públicamente tengo que agradecerle al cuerpo técnico que se fije en mí, le agradezco por tenerme en cuenta también porque esto es motivo de orgullo. Y, naturalmente que me entusiasma, me motiva mucho saber que me están mirando y ojalá se pueda dar la oportunidad y poder disfrutarlo.

-Claro que después de aparecer, lo que querés que venga es la confirmación. ¿Te permitís soñar con integrar el mediocampo?
-Sí, sin duda. No puedo ocultarlo. Lo sueño, lo imagino mucho. Ojalá que se me cumpla ese sueño, que pueda tener esa oportunidad, pero para llegar a ella tengo que seguir haciendo las cosas bien en el club. Ojalá pueda estar y ayudar a Uruguay en lo que viene.

-¿Para jugar por afuera o por adentro?
-Donde me pongan. Donde el maestro me necesite. De lo que sea, no hay problema.

-¿Ya sos un Guerrero más de Santos Laguna?
-Sí, sin duda. River, por lo que me dio, es mi segunda casa, pero Santos está en mi corazón, le debo mucho. Estoy muy agradecido con la directiva, con la gente que me entrega un gran cariño y me apoya mucho. Creo que ese clima también refleja el rendimiento que el equipo está teniendo. Santos e un gran club, es una gran familia.

-Pero de esa familia, quizás te puedas ir en el próximo mercado de fichajes.
-Es real, eso es una opción, pero todavía no hay nada concreto. Hoy en día estoy pensando en Santos. Tratar de avanzar lo más posible y en las vacaciones se verá lo que sucede.

Fernando Gorriarán. Foto: @ClubSantos.
Fernando Gorriarán. Foto: @ClubSantos.

-¿Qué te dijo el “Huevo” Brian Lozano de la aparición en la lista de reservados del maestro Tabárez?
-Está muy contento, me escribió de inmediato cuando se dio a conocer la lista. Siempre hablamos de Uruguay, porque cuando llegué a México lo primero que le dije es que lo iba a meter en la Selección y se dio (risas). Ahora él me está pidiendo que si me llaman para jugar le regale la primera camiseta.
-¿Y está prometida, de verdad será para él?
-Bueno... la primera para la familia, pero obviamente que él va a tener una porque me dio una suya cuando estuvo en la Selección.

-Queda claro que los de los Juegos Panamericanos fue muy importante, pero si te llegan a citar es como el gran premio.
-Sí, naturalmente. Siempre dije que ganar ese Panamericano en 2015 fue lo mejor que me había pasado, pero estar en la lista de la mayor con todos esos fenómenos como (Diego) Godín, (Edinson) Cavani, (Luis) Suárez, (Federico) Valverde o (Rodrigo) Bentancur, por nombrar a algunos de los muchachos, es un sueño que uno siempre quiere vivir. De chico a lo mejor lo podía ver como algo lejano, hoy en día estoy ahí, más cerca, y lo estoy disfrutando.
-¿El broche de todo sería aparecer en el Centenario y meter un gol? ¿O una asistencia para Cavani o Suárez?
-Si tengo la oportunidad de ir, si puedo estar en la lista de citados trataré de ayudar en lo que sea y si es con una asistencia para un gol de los monstruos, bienvenido sea.

-¿Y a qué Gorriarán verá la hinchada uruguaya si se concreta la citación para las Eliminatorias?
-Van a ver a un jugador entregado a la camiseta, más maduro, más consciente. Hoy leo el fútbol de diferente manera. Hoy soy un jugador más completo que aquel que se fue de Uruguay.

-¿Con más peso en el área adversaria?
-Yo diría que un jugador más tranquilo para tomar las decisiones, un futbolista que no juega apurado. Después, siempre, en mi equipo y en la Selección, voy a dar el máximo en cada partido el máximo. Ojalá que pueda tener la posibilidad de que sea en la Selección. Y si no llega ahora, a seguir jugando, a seguir creciendo, para que se concrete en la próxima.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados