FÚTBOL

Fergus Suter: el primer futbolista profesional al que Netflix le devolvió la gloria

La miniserie ‘Juego de Caballeros’ relata mucho más que los inicios del fútbol en Inglaterra, es una historia de lucha de clases y sociedades dentro y fuera del campo de juego.

Fergus Suter: el primer futbolista profesional al que Netflix le devolvió la gloria. Foto: Netflix
Fergus Suter: el primer futbolista profesional al que Netflix le devolvió la gloria. Foto: Netflix

La serie "Juego de Caballeros" de Netflix relata a la perfección los inicios del fútbol profesional, pero ¿sus protagonistas realmente existieron? Sí. Y uno de ellos fue Fergus Suter.

Nació en Glasgow (Escocia) el 21 de noviembre de 1857 y sus primeros pasos fueron en el Partick F.C. de su ciudad a los 19 años. Más tarde se mudaría a Inglaterra para cambiar mucho más que al fútbol.

“Fergie” labraba piedra en Glasgow y dicen que cuando llegó al pequeño pueblo de Darwen siguió en el mismo oficio, pero lo dejó porque la piedra inglesa era mucho más dura y, además, no fue para eso que cambió de residencia.

En el fútbol hubo grandes sociedades. Desde Di Stefano y Puskas, Pelé y Garrincha, Bobby Charlton y George Best, hasta Luis Suárez y Edinson Cavani. Pero la primera sin dudas fue la de Suter y Jimmy Love, un espigado delantero zurdo que acompañaba a “Fergie” a donde sea que fuera.

Jugaban juntos desde niños y Love siempre estuvo presente en la vida de Suter y para recepcionar cada pase en la cancha. No había forma de romper con esa sociedad y así es como los dos terminaron cruzando de Glasgow a Darwen para jugar en el equipo del humilde pueblo inglés, donde “Fergie” se convertiría en el primer futbolista pago de la historia.

Fergus Suter y Jimmy Love con la camiseta del Darwen FC. Foto: Netflix
Fergus Suter y Jimmy Love con la camiseta del Darwen FC. Foto: Netflix

Pagarle a los jugadores no estaba permitido en esa época y por eso lo disfrazaron. Ambos trabajaban en la planta del dueño del club, James Walsh, y era Suter el que recibía además una prima por su talento, pero ese que tenía con los pies. Le pagaban 10 libras esterlinas cada tres semanas, cuando el salario de un obrero era de dos cada siete días. Así lo declaró el mismo Suter, una vez retirado, al Lancashire Daily Post en 1902.

Los jugadores en general no necesitaban el dinero, tampoco la gente. Necesitaban del fútbol, que para entonces era un “juego de caballeros” dominado por la clase alta y equipos como el Wanderers, el Oxford University, el Old Carthusians o el Old Etonians de Arthur Kinnaird. Eran los que se disputaban los títulos. Nunca antes un equipo de la clase obrera se había podido quedar con la FA Cup, pero eso estaba por cambiar.

"Chicos, el fútbol no es complicado. Este juego es sobre espacio. Pateamos, nos movemos, y pateamos otra vez. Espacio"

Fergus Suter: el primer futbolista profesional al que Netflix le devolvió la gloria. Foto: Netflix
Fergus SuterA sus compañeros, durante un entretiempo.

Dos estilos de juego: Suter y Kinnaird eran bien distintos.

Los clubes de clase alta se caracterizaban por un juego muy brusco, parecido al rugby, pero Suter jugaba a otra cosa y un diálogo en la serie deja entrever que la discusión sobre jugar bien o ganar es tan vieja como el fútbol mismo.

“Chicos, el fútbol no es complicado. Este juego es sobre espacio. Pateamos, nos movemos, y pateamos otra vez”, le repitió “Fergie” a sus compañeros tras un mal primer tiempo.

La serie se toma algunas libertades con respecto a lo que ocurrió en realidad, pero la historia no deja de ser fidedigna. Finalmente sí, un equipo de clase trabajadora ganó la FA pero no fue el Darwen FC. En 1883 el Blackburn Olympic rompió con la hegemonía de la clase alta y más tarde le llegaría la gloria a Fergus.

El Darwen FC en la serie Juego de Caballeros. Foto: Netflix
El Darwen FC en la serie Juego de Caballeros. Foto: Netflix

A Suter le ponen como apodo “The shooter” (El tirador) y ya se había ganado al corazón de los humildes habitantes de Darwen, que gracias a su juego creían que era posible la lucha de clases.

Pero como sucede hoy con muchos jugadores, el escocés pasó de héroe a villano por un cambio de equipo. “Fergie” dejó el Darwen para mudarse a su clásico rival, el Blackburn Rovers, que le ofreció un mejor trato económico. En el equipo que hoy milita en la segunda división del fútbol inglés, Suter ganó la FA Cup en los años 1884, 85 y 86.

La foto real del Darwen FC, Fergus Suter es quien está acostado adelante.
La foto real del Darwen FC, Fergus Suter es quien está acostado adelante.

El profesionalismo todavía no había llegado al fútbol inglés pero un diálogo en la serie entre Suter y Kinnaird, jugador y miembro del consejo de la FA, refleja el conflicto para aquel entonces.

“Un hombre que trabaja desde las 5 de la mañana hasta las 9 de la noche, seis días a la semana, y apenas gana lo suficiente para comer, tiene que enfrentarse a hombres como ustedes, descansados, bien alimentados y con mucha práctica. ¿Te parece justo?”, exclama Suter en uno de los capítulos.

“Amo este juego como todos mis amigos de la Football Association (FA), aunque pienses lo contrario”, responde Kinnaird.

El profesionalismo llegó finalmente el 20 de julio de 1885, cuando la FA aceptó “legalizar el empleo de los futbolistas ‘con restricciones’”.

Suter jugó hasta 1888, año en que se formó la English Football League y ya con menos participación colgó los botines y se dedicó a trabajar en un pub y luego a dirigir el Millstone Hotel en Darwen hasta que murió en Blackpool el 31 de julio de 1916.

La lucha de clases y de estilos de juego se trasladó a la cancha y el gol fue de Netflix, con una miniserie de seis capítulos (¿habrá segunda temporada?) imperdibles que son un bálsamo para los fanáticos del fútbol en medio de una pandemia que paralizó al deporte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados