Desde el Arco

De fenómenos a burros

El fútbol no perdona. Si el equipo gana, son unos fenómenos. Todo está bien. No hay una sola recriminación. Y todo el mundo aplaude. Si el equipo pierde, ya es otra cosa.

JOSÉ MASTANDREA

El entrenador no forma bien el cuadro, pasa a ser el peor, y se equivoca en sus planteamientos. Los jugadores no son los mismos, y dejan de ser los cracks de antaño para transformarse en los burros del momento. Es la realidad. Lo único que vale es la victoria. Ganar y no importa cómo. ¿Acaso algún chileno cuestionó la forma en que ganó su equipo? Ni uno. Todos disfrutaron y disfrutan de la victoria ante el último Campeón de América. Y tiene que ser así. Pero también tiene que mantenerse esa misma línea cuando toque perder. Me quedo con lo que dijeron los nuestros. Los jugadores destacaron la entrega, el "fuego" del que tanto habla Tabárez, y el amor por la Celeste. Eso, a la larga o a la corta, vale mucho más que una táctica, una estrategia o un gol hecho o errado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)