EN CAPURRO

Al Feni' no lo bajan

Leo Fernández en dos ocasiones, Maxi Pérez, Mathías Acuña y Matías Rigoleto anotaron para el albivioleta. Carlos Grossmüller había empatado transitoriamente para Danubio.

Leo Fernández celebra el segundo gol de Fénix ante Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.
Leo Fernández celebra el segundo gol de Fénix ante Danubio. Foto: Marcelo Bonjour.

"Poropopó, poropopó, es el equipo de Juan Ramón, eso tiene que cantar la hinchada", comentaba entre risas un hincha de Fénix mientras se deleitaba con la goleada de su equipo ante Danubio. Y tenía razón.

Ese era el equipo de Juan Ramón Carrasco. También era el equipo Carrasco el que le ganó en la hora a Juventud en la hora y el que igualó en un partido increíble. También lo será cuando -si le toca- pierda algún partido.

Lo cierto es que este tiene todas las características del equipo de JR y se lo ve disfrutando desde un costado de la línea de cal. Es cierto, es fácil hacerlo cuando el equipo golea, pero los méritos para hacerlo fueron muchos.

Porque Fénix tiene un ataque muy peligroso, un jugador desequilibrante como Leonardo Fernández, un motor en el mediocampo como Ugarte y una defensa que si bien mostró algunas falencias cuenta con un Darío Denis que suele arrojar mucha seguridad o, al menos así, lo hizo contra Danubio.

Fue precisamente el conjunto franjeado la nueva víctima del albivioleta. Y realmente fue víctima, porque Fénix fue insoportable en ataque. La velocidad de Mathías Acuña, Maximiliano Pérez y Leonardo Fernández lo complicaron una y otra vez y de ahí el resultado tan abultado.

En la primera parte el juego fue más parejo, es cierto, pero de todas maneras los locales se fueron ganando al entretiempo. Leonardo Fernández de tiro libre y aprovechando que se abrió la barrera, puso la apertura, pero instantes más tarde Grossmüller puso la igualdad.

Fue ahí el único momento en el que Danubio se sintió cómodo en la cancha y que fue más que un Fénix que estaba partido y que no pasaba un buen momento en la defensa, todo hasta que apareció una vez más Fernández.

Esta vez "Leo" no anotó, pero sí dio una asistencia magistral. Mientras se acomodaba para sacar un disparo, dejó de cara al gol a Maximiliano Pérez que definió con clase para poner el 2-1.

Pero en el complemento, fue un monólogo. Ugarte y Cantera mostraron su mejor versión, Fernández siguió complicando a todos y Acuña y Pérez seguían siendo imparables en el ataque, para una defensa franjeada que sufría cada pelota larga.

Así llegaron uno tras otro los goles albivioletas. Fernández, una vez más, Acuña y Rigoleto, en ese orden, se dieron el gusto de festejar y de abrazarse con sus compañeros y hasta con algún hincha que pasaba los brazos por arriba del alambrado.

Fénix ganó, goleó y gustó. Sigue como único líder y suma 18 goles a favor que lo dejan como el equipo con más tantos anotados. Pasa por un gran momento y, por ahora, al Feni' no lo bajan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)