TORNEO APERTURA

Fénix sufre el "doble castigo" que le impuso la AUF

Desde la institución albivioleta entienden que no solo deberá jugar sin su público y con hinchas de Peñarol, también sufrirá un importante gasto económico.

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

Las versiones comenzaron a circular en la noche del miércoles. Sanción al conjunto albivioleta por lo sucedido en Cerro Largo con Ernesto Dehl tras el partido e impedimento de que sus hinchas digan presente en el Parque Capurro para el trascendente choque ante Peñarol por la fecha 13 del Torneo Apertura.

En la tarde de ayer esas versiones se confirmaron y no solo se supo que no puedan asistir simpatizantes de Fénix, sino que lo harán los socios de Peñarol y a un costo muy bajo: $100.

Las entradas, que en un principio se iban a vender a $1250, bajaron considerablemente su costo luego de que la Mesa Ejectuiva entendiera que este sería el precio simbólico para no afectar a un tercero de que se dispute el partido sin su parcialidad cuando no estuvo involucrado en los disturbios. Las mismas se vendieron en poco menos de una hora y la alta demanda provocó que la plataforma RedTickets estuviera caída durante un largo rato.

Se tomó como antecedente lo que sucedió entre Cerro y Nacional, cuando los hinchas tricolores también abonaron ese precio en el Tróccoli en tanto los albicelestes no pudieron llevar a su público, aunque esta decisión de la Mesa Ejecutiva no cayó bien en filas albivioletas.

“La verdad que hoy es un día lamentable. Fénix reconoce el error que cometió y nos terminan sancionando dos veces porque no nos dejan llevar público nuestro al partido y además nos hacen poner las entradas para Peñarol a $100”, aseguró a Ovación el dirigente albivioleta Álvaro Chijane.

Esta molestia, que también fue expresada por otros dirigentes, radica de que se entiende que a Fénix le provocan un “doble castigo” teniendo en cuenta que lo que puede recaudar de la venta de entradas estará muy lejos de cubrir los gastos, además de que por dos juegos no podrá contar con su hinchada cuando juegue como local.

Chijane le explicó a Ovación que el operativo completo le termina costando unos $700.000 pesos y que con la presencia de los hinchas de Peñarol comprando entradas a $100 podrá solamente recaudar unos $80.000.

“La AUF tenía que poner el precio de las entradas, al menos, a 875 pesos, ya que de esta manera si cada hincha de Peñarol compra la entrada a ese precio se pueden cubrir los $700.000 que nos cuesta el operativo”, agregó Chijane.

Fénix no se quedó de brazos cruzados e hizo los intentos necesarios para no salir más perjudicado de esta situación. Solicitó entonces a la Mesa Ejecutiva que el partido se dispute a puertas cerradas aunque hubo dos votos en contra y uno solo a favor.

De todas maneras, Chijane mantiene su esperanza en lo deportivo y a eso se aferra: “Ahora quiero ganar más que nunca y si es en la hora, mejor”, le había comentado el dirigente a Ovación el miércoles. Y en la pasada jornada ratificó su opinión: “Fénix fijó Capurro porque queremos hacernos deportivamente fuertes y nada mejor que hacerlo de locales, y aunque tuvimos un bajón en los últimos partidos creemos en el equipo”.

“No te olvides que Peñarol y Nacional le ganaron a Flamengo y Atlético Mineiro con mucha menos gente y jugando de visitantes, así que nosotros también les podemos ganar a ellos jugando sin público. Adentro de la cancha es otra cosa”, comentó Chijane, y finalizó: “Creo que el que no quería venir al Capurro era Peñarol”.

La decisión está tomada y ahora los jugadores tendrán la palabra dentro del campo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)