FËNIX

Fénix no pudo conseguir lo que quería para el partido con Peñarol

En principio, la Comisión de Seguridad autorizó la venta de 800 entradas para los socios aurinegros, igual que sucedió cuando recibieron a Nacional, pero si hay gran demanda se podrían agregar 200 más

Capurro
Capurro. Fénix recibirá a Peñarol en su escenario, pero con menos entradas de las que pretendía. Foto: Leonardo Mainé. 

La Comisión de Seguridad de la AUF decidió autorizar a Fénix a vender 800 entradas para socios de Peñarol, la misma cantidad que permitió en el partido frente a Nacional. Con una salvedad, en caso de que el jueves o el viernes la demanda sea muy grande, les permiten vender 200 boletos más.

Es que la decisión de la Comisión Directiva de Fénix, de fijar un precio de $ 1250 para cada una de las 1300 entradas que pretendía destinar a los socios de Peñarol para el partido que se jugará el sábado, causó un gran revuelo.

Muchos de los socios carboneros aseguraron en las redes sociales que no comprarían los boletos y amenazaron con ir al Capurro, pero quedándose afuera del escenario.

“Por mí que no vayan. Yo quiero los tres puntos. Si vendemos tres entradas, pero nos quedamos con los tres puntos, firmo ahora. Apuntamos a los deportivo”, dijo enfáticamente, el directivo de Fénix, Álvaro Chijane.

Otro asunto que causó molestia entre los carboneros fue que cuando Fénix recibió a Nacional en su escenario, los precios fueron muy inferiores. Las entradas tuvieron un costo de $ 500, menos de la mitad de lo que cobran para el partido del sábado. Esto fue catalogado de discriminatorio por directivos de Peñarol. Chijane tiene una explicación.

“Son situaciones diferentes. Con Nacional era un partido normal, mientras que el sábado Peñarol puede salir campeón. Ojalá que no, pero puede irse del Capurro con un título. Dicen que son la mitad más uno, pueden salir campeones y no iban a venir 1.300 personas”, se preguntó el dirigente.

Álvaro Chijane, presidente de Fénix y anfitrión de la reunión. Foto: Archivo El País
Álvaro Chijane, directivo de Fénix. Foto: Archivo El País.

“Las cosas tienen un costo. Están los costos del operativo y de la seguridad y no los ponemos nosotros. Para el partido con Nacional la seguridad tuvo un costo de $ 480.000, mientras que para el partido del sábado el costo es de $ 700.000. La seguridad aumenta en un 70%”, confirmó.

Para poder llevar 1.300 personas al Capurro Fénix necesitaba que la Comisión de Seguridad de la AUF habilitara 500 lugares más en la cabecera detrás del arco, contra las viviendas. En realidad, no se trata de toda la cabecera sino de la mitad, porque allí se colocaría un pulmón. Lo que finalmente no ocurrió.

Ayer por la tarde se realizó la inspección en el escenario y anoche tuvieron la resolución de la Comisión de Seguridad de la AUF. La respuesta no fue positiva. Los directivos albivioletas esperaban al menos poder llegar a los 1.000 lugares. Y podrán hacerlo si la demanda es mucha y les permiten vender 200 entradas más.

ejemplo

Llevar a un amigo al CDS

"Si viene un amigo mío que vive en el exterior y me pide que lo lleve al CDS, como yo no soy socio de Peñarol, una entrada en la América (la Henderson), me sale más de $ 1.500, pero los malos somos nosotros”, dijo Chijane.

chijane

Lo dejó muerto el partido con Progreso

Chijane no niega el bajón que ha tenido el equipo de Juan Ramón Carrasco, pero aún tiene esperanzas de salir campeón. “Venimos en un bajón, igual que Peñarol. ¡Pero mirá que hay que jugar en el Ubilla! De arriba la cancha se ve preciosa, pero está muy despareja y te come mucha pierna. Y va mucha gente, hay un pueblo alentando al equipo. Igual perdimos bien. De todos modos, a mí el partido que me dejó muerto no fue el del Ubilla sino el de Progreso”. (Cayeron 3 a 0 en el Paladino). “Jugar con el grande en el Capurro es un plus y ojalá nos quedemos con los tres puntos”, agregó el directivo.
Por otra parte, los aurinegros pueden ser campeones en la cancha de los albivioletas, siempre que ganen y que Danubio no le gane a Wanderers, en partido que se juega el sábado a la misma hora. Y a nadie le gusta que le den la vuelta en su casa.

Ayer, Carrasco comenzó a trabajar de cara al partido con Peñarol. Rodrigo Abascal está habilitado y seguramente volverá la equipo. La probable oncena: Denis, Roberto Fernández, Abascal, Varela, Cantera, Ugarte, Méndez, “Leo” Fernández, “Maxi” Pérez, Silva y Acuña.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)