EN CAPURRO

Cerro tuvo el premio a la insistencia y empató con Fénix en los descuentos

El gol de Héctor Acuña a los 91 minutos de juego le permitió al albiceleste igualar un partido que parecía perdido por el tanto que había anotado Maximiliano Pérez en un pasaje del juego muy favorable para los dirigidos por Fernando Correa.

Gianni Rodríguez y Leandro Paiva en el Fénix vs. Cerro. Foto: Francisco Flores
Gianni Rodríguez y Leandro Paiva en el Fénix vs. Cerro. Foto: Francisco Flores

Cerro lo buscaba. Con ganas, con coraje, quizás hasta a lo loco por la jugada en la que Yonathan Irrazábal abandonó su arco para ir en la búsqueda de un cabezazo y que bien pudo terminar con la historia del cotejo en el un contragolpe que Juan Álvez tuvo la ocasión de poner el 2-0 definitivo. Pero ese golpe de gracia no llegó y Cerro no se resignó. Fue por algo o nada.

Y llegó. Justo cuando el reloj era su peor enemigo, cuando las agujas eran espinas filosas que cortaban la respiración. Desborde por derecha de Franco López, remate al primer palo, Juan Castillo que no consigue mandar la pelota por arriba del travesaño y lanzado como una fiera que va encima de su presa Héctor "Romario" Acuña se tiró hacia adelante para meter su cabeza en la misma línea de gol.

Ahí también fueron los botines de Leandro Zazpe y las propias manos de Castillo, pero ganó ese goleador de raza que aparece siempre Y así, en el primer minuto de descuento llegó el gol que evitó la derrota. Premio a la insistencia, al no rendirse. Al querer llevarse algo para lo que había trabajado mejor que su adversario en la segunda mitad.

Pero no antes de eso, porque también allí hubo una comprobación de que Cerro no se entrega. Porque si bien es cierto que tomó el control del juego , es imposible no recordar que en la primera mitad el que había mandado fue Fénix.

Los dos tiempos fueron radicalmente opuestos. Tanto que Fénix llegó al gol cuando había perdido el control del juego y sufría con el dominio de balón de Cerro, pero a diferencia de la etapa inicial, donde fracasó en el último pase o en la definición, en el segundo período aprovechó la oportunidad que tuvo para ponerse en ventaja en el Parque Capurro.

Todo gracias a la pelota que bajó Santiago Fogst tras el tiro de esquina. El balón lo recibió habilitado Maximiliano Pérez, quien no perdonó para poner el 1-0 a los 65 minutos de juego.

Se produjo ahí un golpe duro para Cerro, que mandaba en el juego. Y en la generación de juego peligroso.  Todo logrado gracias al adelantamiento en la cancha, a que presionó mejor, le dio movilidad a su juego y tuvo a sus laterales en posiciones de ataque, lo que permitió ensanchar el campo y llegar con profundidad.

Entonces, de aquel primer tiempo entrecortado, cargado de faltas, de aquellas dos acciones más claras y solitarias de la primera mitad en favor de Fénix, se pasó a un partido con mayor incidencia de Cerro en ataque y con trabajo para Juan Castillo, que ganó un mano a mano increíble ante Franco López. Y después de haber tenido otra buena respuesta ante tiro de Leandro Paiva, antes de cometer un error que pudo costar el primer gol del partido.

Aún así, con un crecimiento claro del visitante, Fénix tuvo sus chances. Perfectamente le pudo decir adiós a las ilusiones de Cerro de estar en la definición del Torneo Intermedio. Y mucho antes de aquella salida de Irrazábal para buscar el cabezazo milagroso. Porque hubo un disparo que desvió el arquero. Como también se lo perdió el otro Acuña, Mathías, tras un pase de Maximiliano Pérez y cuando ya no quedaba nada por jugar. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º