ESPAÑA

Real Madrid salvó un punto en la hora y llega al clásico con los mismos puntos que el Barça

Con un cabezazo en el área del Valencia, el arquero Thibaut Courtois casi se convierte en héroe pero fue el francés Karim Benzema en el minuto 95 en que salvó a los merengues. Valverde fue titular. 

Valverde fue titular y Benzema el héroe del empate de Real Madrid que llega igual que Barcelona al clásico. Foto: AFP
Valverde fue titular y Benzema el héroe del empate de Real Madrid que llega igual que Barcelona al clásico. Foto: AFP

Como previa al clásico ante Barcelona, Real Madrid encontró un empate ante Valencia en el minuto 95 de partido en Mestalla

Un gol del francés Karim Benzema en el minuto 95, al culminar un barullo en el área del Valencia tras un saque de esquina que remató en primera instancia el meta Thibaut Courtois, permitió al Real Madrid salvar un empate en Mestalla (1-1) y con ello presentarse el miércoles en el clásico del Camp Nou igualado a puntos con el Barcelona, que el sábado también había igualado a dos con otro equipo peligroso, la Real Sociedad.

El Valencia y Mestalla, como en tantas ocasiones, parecían atragantársele al Real Madrid, que parecía ver frenada su marcha y cortada su racha sin perder justo a las puertas de tan significado partido. No pudo lograr la victoria que le hubiera permitido presentarse como líder, pero al menos evitó la derrota y con ello se mantuvo a la par del cuadro de Ernesto Valverde.

Un tanto de Carlos Soler a los 78 minutos parecía definir un duelo intenso, en el que el cuadro de Zinedine Zidane tuvo una buena puesta en escena pero no aprovechó sus oportunidades. El equipo de Albert Celades, con muchas bajas pero con la moral y la confianza por las nubes después de haber reaccionado en LaLiga y haberse metido en los octavos de la Liga de Campeones tras ganar, también con un solitario gol, al Ajax en el Johan Cruyff Arena, supo amainar el buen inicio madridista.

Este Valencia al alza demostró que es un equipo consciente de sus virtudes y también de sus defectos. Trata de explotar las primeras y minimizar los segundos. Además, tiene carácter. Este cóctel le sirvió para soñar con la victoria hasta el último instante, cuando un saque de esquina lo remató Courtois, que había subido a la desesperada y tras un par de rechaces Benzema, que segundos antes se lamentaba por no haber aprovechado una buena ocasión, no perdonó con un disparo por alto que selló el sufrido 1-1.

Sin laterales izquierdos, Zidane alineó a Nacho Fernández y optó por reservar para el clásico al brasileño Casemiro, el eje de la medular, al estar advertido de suspensión. Tampoco jugaron de salida ni Gareth Bale ni Vinicius. Le funcionó al principio en cuanto a juego, pero la falta de pegada en esta ocasión le abocó a la agonía para rescatar un punto. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados