ADIÓS 2020

Durante el 2020, Federico Valverde se consolidó en el Real Madrid y en la vida

El "Pajarito" y un año ideal fuera y dentro de la cancha: fue padre y pieza clave en el equipo de Zinedine Zidane que terminó siendo campeón.

Federico Valverde celebra junto a Luka Modric con la copa de LaLiga. Foto: @fedeevalverde.
Federico Valverde celebra junto a Luka Modric con la copa de LaLiga. Foto: @fedeevalverde.

Las críticas le llovieron, pero él se defendió. Federico Valverde utilizó, como último recurso, una dura infracción sobre Álvaro Morata que le valió la roja, pero también terminó valiendo la Supercopa de España para Real Madrid, si no hubiera evitado esa jugada el gol del Atlético de Madrid.

“Pido disculpas a Morata pero era lo único que podía hacer”, expresó el “Pajarito”, que de a poco empezó a consolidarse en el Real Madrid.

En febrero, también contra el colchonero, se dio otra situación particular: faltando poco para el final, mostró su habitual entrega. Corte y corrida, pelota larga y al piso para trancar. Aplausos de los hinchas merengues y una ovación que caía de las tribunas que decía “Valveeerde, Valveeerde”. El hincha agradecido con el uruguayo.

A pocos días de finalizar 2020, el joven volante de 22 años suma 40 partidos en el año y más de la mitad como titular, con un lugar ganado en un mediocampo con jugadores de la categoría de Casemiro, Kroos o Modric.

El trabajo sacrificado y también la clase del “Pajarito” le fueron haciendo un lugar en el equipo de Zinedine Zidane. El DT lo tiene muy bien valorado. Siempre lo cuidó y lo siguió de cerca para que se terminara transformando en lo que es hoy: una pieza clave del merengue. Es verdad que el parate le generó alguna que otra mala pasada, pero Valverde terminó siendo figura en el Madrid campeón de la Liga 2019/20.

Federico Valverde con la copa de LaLiga ganada con el Real Madrid. Foto: @realmadrid.
Federico Valverde con la copa de LaLiga ganada con el Real Madrid. Foto: @realmadrid.

A su vez, se animó a hacer lo que tanto le insistía Zidane: patear al arco. Y eso terminó dando sus frutos porque lleva tres goles en el año.

No hay que perder de vista, a su vez, que en plena condición física es titular indiscutido en la selección uruguaya y que actualmente es, junto a José María Giménez, el uruguayo más cotizado del mundo, con un valor de 70 millones de euros.

De hecho, ese buen rendimiento le valió en las últimas horas convertirse en uno de los 100 jugadores más importantes del 2020 según el prestigioso medio The Guardian que en 2015 ya lo había anunciado como promesa.

Pero no hay goles, títulos o dinero que pueda compararse con otra de las grandes noticias que tuvo Valverde durante el 2020 y es que en marzo nació Benicio, su primer hijo.

Poco a poco, el niño le va dejando lugar al hombre y eso se nota tanto dentro como fuera de la cancha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados