Clásico

Faltó la magia del "Chino"

El fútbol de Nacional, que anduvo en cuentagotas, esperó hasta el ingreso de Recoba, pero el 20 no pudo hacer la diferencia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marcelo Zalayeta y Álvaro Recoba en el clásico. Foto: Gerardo Pérez

El 0-0 en el clásico invitaba al hincha de Nacional a aferrarse a la magia de Álvaro Recoba, que esperaba en el banco de suplente y era la carta que tenía el técnico para jugar en el segundo tiempo, como la invitación para disfrutar en forma especial otro clásico.

A los 61’, Gutiérrez lo llamó y la tribuna tricolor lo ovacionó con la intensidad propia del hincha agradecido por tantos goles. Dos minutos después ya estaba en la cancha, por Jorge Fucile, que por primera vez en la temporada jugaba como titular.

En la primera pelota que recibió el “Chino”, a los 64’, lejos del área, lo bajó “Japo” Rodríguez, quien tomó referencia sobre el tricolor cuando cayó por su zona. Y como para que sintiera que no lo iban a dejar solo.

Dos minutos después tuvo su primer tiro libre, que se fue afuera y la tribuna de Peñarol, que tanto lo sufrió, esta vez lo silbó como a nadie en el partido.

Esos 29 minutos de fútbol de Recoba transcurrieron sin la efectividad que los albos esperaban. Entonces, en el final, cuando se acomodó en el lugar que más le gusta –en la mitad de la cancha, contra la olímpica y sin marcas- gesticuló cuando no le dieron la pelota, sin disimular la presión que implicaba el hecho de no poder haber resuelto como él sabe.

Esta vez, al “Chino” le faltó la magia de otras tardes y Nacional no pasó de un empate ante Peñarol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)