MUNDIAL SUB 20

Faltó un escalón: Uruguay mereció llegar más alto

La Celeste cayó con Italia en penales y no hubo podio, pero el saldo es muy positivo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rodrigo Amaral ayudando a levantarse a Federico Valverde. Foto: EFE

Punto final para el Mundial Sub 20, que no tuvo a Uruguay en el podio. Otra vez los penales volvieron a jugarle una mala pasada a los celestes, que cayeron por un contundente 4-1 en la tanda de definición luego del 0-0 de los 90’.

El resultado final fue de decepción, porque existe un convencimiento generalizado de que esta selección juvenil de Uruguay estaba para más, al menos para llegar hasta la final, pero de ninguna manera puede hacerse un balance negativo de la participación.

Por el contrario, el saldo es ampliamente positivo. Repasemos:

La posición.

Uruguay terminó entre los cuatro mejores del mundo, lo que ya es mucho. En los últimos tres mundiales de la categoría, La Celeste se quedó hasta el final. En 2013 incluso fue vicecampeón. Además, arañó repetir lo alcanzado entonces, porque hasta el primer minuto de descuento de la semifinal con Venezuela estaba en ventaja. Luego del 1-1 los penales le sonrieron a la vinotinto.

Balón de plata.

Federico Valverde fue elegido el segundo mejor jugador del mundial. El “Pajarito” fue superado solo por el inglés Dominic Solanke en la preferencia de los periodistas especializados que cubrieron el torneo. Repitió el logro de Marcelo Zalayeta en 1997 y de Nicolás López en 2013.

La base.

La aparición de jugadores de buen pie y con proyección de futuro aumentó la base de la pirámide de futbolistas seleccionables para la selección mayor. Santiago Mele, José Luis Rodríguez, Agustín Rogel, Santiago Bueno, Matías Olivera, Rodrigo Bentancur, Federico Valverde, Nicolás De la Cruz y Agustín Canobbio son algunos de ellos. Con la finalización del Mundial terminó para la mayoría de estos jugadores la etapa de juveniles. A partir de ahora empiezan a pelear por un lugar en la absoluta.

El esquema.

La aparición de la sociedad Valverde-Bentancur fue de lo más interesante. El 4-1-4-1 puede ser una alternativa de futuro, con un futbolista de buen manejo como líbero por delante de la línea de cuatro (lo fue el “Pajarito”) y un doble cinco con un jugador de marca y otro de buen manejo (Bentancur). Entre otras cosas este esquema dio resultado por la presión alta y muy efectiva que tiró Uruguay y de la que dio una muy buena muestra ayer nuevamente, sobre todo en el segundo tiempo, cuando los celestes merecieron ampliamente anotar y llevarse la victoria en los 90’.

El invicto.

Junto a Inglaterra, Uruguay fue el otro invicto del Mundial. Ganó tres partidos y empató cuatro. Los ingleses vencieron en seis e igualaron el restante. Además, compartió con Venezuela el tener la defensa menos vencida, ya que solo les convirtieron tres tantos en siete juegos.

Quizás el principal debe esté en ataque, pues solo marcó siete tantos, pero nada empaña un gran mundial celeste.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)