OJO CRÍTICO

Nos faltó de todo y el DT no ayudó ni un poquito

Nos faltó audacia. Nos faltó juego. Nos faltó definición. Nos faltó ritmo. Nos faltó un técnico que decidiera más rápido la frescura para el equipo. Nos faltó que se quedara el mejor adentro de la cancha. Son tantas cosas que nos faltaron, que no podía haber otro desenlace que el que se dio. Uruguay se apagó y nos quedamos con las ganas de saber qué pudo haber pasado si se actuaba desde el costado de la cancha con otra determinación.

EDWARD PIÑÓN

Es que por encima de que a Luis Suárez hay que jugarle de otra manera, porque hay un aspecto de su juego que no va a poder volver, o que Sebastián Coates pudo entregar mejores seguridades que muchas de las dudas que sembraron José María Giménez y Diego Godín, o que de una vez por todas hay que terminar con el desgaste innecesario al que se obliga Edinson Cavani, queda claro que el Uruguay que fue eliminado por Colombia de la Copa América en una inmensa medida es responsabilidad directa del maestro Óscar Tabárez.

Si bien su debe a lo largo del proceso ha sido el excesivo tiempo que se toma para hacer los cambios, en esta Copa América terminó siendo exasperante. Y el último partido un equipo agotado no tuvo las cinco variantes y para colmo se fue Valverde, que jugaba mejor y patea bien los penales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados