OJO CRÍTICO

No se puede faltar el respeto a la institución

EDWARD PIÑÓN

Hay aspectos en la vida de un club que deben ser innegociables. Mirar para un costado, hacerse el distraído si un funcionario del club le faltó el respeto a la camiseta, a la historia o a los compañeros que tenían ganas de hacer las cosas bien, es fomentar lo inadmisible.

EDWARD PIÑÓN

En Nacional los dirigentes demostraron mucha valentía al tomar la decisión que para algunos merece ser repudiada porque resulta que, supuestamente, hay un perjuicio deportivo inmediato.

En fútbol casi todo es materia opinable, pero los códigos profesionales no pueden entrar en esa materia. Si hay respeto profesional desde la dirigencia para mantener los salarios al día, para mejorar las instalaciones deportivas y que los jugadores cada vez se sientan más cómodos en el desarrollo de su preparación, del otro lado es incomprensible que no se responda de la misma forma. El club está por encima de todo o no está. Acá sí que no hay grises.

Romper la burbuja sanitaria fue un acto injustificable. Y no importa si lo hicieron después de una derrota o luego de un triunfo, lo hicieron y no puede ser avalado. ¿Cuál es el mensaje para los que vienen si se tapan los ojos?

Los que toman decisiones necesitan tener un temple especial. En Nacional existe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados