COPA AMÉRICA CENTENARIO

Faltaba una ayuda, ¿viste?

Bielsa sembró la semilla, Sampaoli sacó sus frutos y Pizzi repitió la receta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Chile

Tras el partido ante Argentina el vestuario de la selección chilena era una fiesta que brillaba. La reluciente copa dorada que entregaron al ganador de la edición Centenario fue la gran protagonista pero también rondaban los premios al mejor jugador, el mejor golero y el goleador. Por sí fuera poco ocho jugadores de ese plantel estaban entre el once ideal.

Chile consiguió el bicampeonato en silencio. Aprovechó que todas las cámaras apuntaban a la Argentina de Lionel Messi y sus chances de no volver a "fracasar" y por la sombra llegaron a la final. Pero la victoria no fue casualidad ya que tiene muchos factores que la fundamentan.

Uno de los principales factores que llevaron a la roja a la consagración es la calidad de sus jugadores. Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Gary Medel y Claudio Bravo juegan en la élite y destacan, pero el juego colectivo es el gran fuerte.

Más allá de los dos títulos seguramente en cuanto al juego esta sea la mejor generación futbolística que ha tenido la roja en su historia. Entre otras cosas este plantel ha llevado a Chile a situarse en el tercer puesto del ránking FIFA, el máximo que han logrado.

Esta simple estadística refleja una mentalidad que adquirió el equipo: el convencimiento de su calidad y la capacidad de jugar de igual a igual a todas las selecciones.

Uno de los principales propulsores de ese click mental tiene nombre y apellido: Marcelo Bielsa.

El "Loco" tomó la selección de Chile en 2007 en un contexto negativo y de descreimiento tras la ausencia de dos Mundiales. Costó instaurar la idea y debió convencer a algunos jugadores que no encontraban explicación, como Messi hoy.

"Creo que el espíritu amateur y el amor hacia la tarea es lo único que vuelve satisfactorio el tránsito por el trabajo", es una frase de Bielsa que transmitió a sus dirigidos.

Presión en el campo contrario, tenencia de balón, orden táctico y apuesta ofensiva fueron los factores de juego que sumados al cambio mental llevaron a Chile a clasificarse al Mundial 2010. Luego, por problemas con dirigentes Bielsa decidió salir en 2011 pero la semilla estaba plantada.

Tras un fallido pasaje de Claudio Borghi, en el que hubo cortocircuitos con el plantel, se buscó a uno que retome la línea del "Loco" y para eso se apostó a un Bielsista de ley: Jorge Sampaoli.

El entrenador de Casilda retomó las ideas de su mentor y afinó detalles en la cancha. Arturo Vidal asumió la responsabilidad de conducir el equipo y así lograron el primer título en la historia de la selección, la Copa América 2015.

Sampaoli, conforme con lo logrado, dio un paso al costado y llegó el turno de otro argentino:Juan Antonio Pizzi.

Si bien se intentó diferenciar y cambió en algunos aspectos, el juego y el plantel se mantuvieron casi intactos, al punto que entre una final y otra hubo solo dos jugadores diferentes en el once titular.

El bicampeonato chileno tiene base trasandina y un toque argentino. Bielsa, Sampaoli y Pizzi, distintos pero alineados.

Chile, otra copa que levantó por merecimientos.

No fue casualidad que Chile se quedará con la Copa América . Bravo Medel y Beausejour en defensa, Vidal en el medio y Sánchez arriba fueron individualidades que brillaron en un equipo en conjunto resalta.

Sánchez, clase en el ataque.

Una de las fortalezas de la selección chilena es la ofensiva y gran parte recae en la actuación de Alexis Sánchez. El delantero aparece y desequilibra y por eso fue elegido como el mejor jugador del torneo.

El goleador es suyo: Vargas.

Quizás no fueron los tantos más relevantes del torneo, pero Eduardo Vargas la mandó a guardar en seis oportunidades en el torneo y fue el máximo artillero. Dos a Panamá y cuatro a México le dieron el botín de oro.

Bravo, garantía en el arco.

El arco chileno tuvo un candado en la fase final y en los últimos tres partidos no recibió goles. Claudio Bravo fue una de las claves del torneo y se llevó el Guante de Oro por segunda vez consecutiva.

Ocho jugadores del once ideal.

Entre los once jugadores elegidos como el equipo ideal de la Copa Centenario hay ocho chilenos: Bravo, Isla, Medel, Beausejour, Vidal, Aránguiz, Vargas y Sánchez. Otamendi, Mascherano y Messi completan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)