TORNEO APERTURA

Falta de actitud: la principal molestia de la dirigencia de Nacional con el plantel

La derrota ante Cerrito dolió, pero no tanto como ver que Juan Manuel Ortiz, con 39 años, llegara antes y pasara en velocidad a los futbolistas tricolores.

Cerrito vs. Nacional
La frustración de los tricolores tras caer con Cerrito. Foto: Francisco Flores

Había un convencimiento dentro de la comisión directiva de Nacional: si se ganaban los tres partidos entre las fechas 11 y 13 las posibilidades de obtener el Torneo Apertura era grande. La derrota sufrida el pasado fin de semana ante Cerrito cambió la visión y no solo por el resultado.

La noche del 22 de julio fue dolorosa, porque el tricolor quedó eliminado de la Copa Sudamericana a manos de Peñarol, pero la sensación con la que los dirigentes se fueron del Campeón del Siglo no fue del todo mala, porque en definitiva el equipo había ganado 1-0 como visitante, por más que no le alcanzó para avanzar. Sin embargo, la mirada era optimista.

El triunfo 3-0 sobre Villa Española por la fecha 11 y el 2-0 sobre Deportivo Maldonado en la 12 abrieron la puerta a ilusionarse con el Apertura, por más que Plaza Colonia seguía sólido en la punta. El partido clave era con Cerrito, porque era el que podía cumplir el objetivo de ganar los nueve puntos seguidos y el cuarto triunfo consecutivo. Pero fue derrota 2-0.

En el fútbol se puede ganar, empatar o perder y es aceptable, pero lo que no se negocia es la actitud y eso se entiende en la dirigencia que fue lo que faltó, al menos en casos puntuales. Las ausencias por suspensión de Guzmán Corujo y Gonzalo Bergessio se sintieron, aunque se entiende que más en lo que transmiten ambos que en lo futbolístico, por más que las consecuencias repercute en esto último.

El ejemplo que se pone es cómo puede ser que un futbolista de 39 años como Juan Manuel Ortiz pueda ser más veloz y llegar antes a las pelotas que los futbolistas de Nacional. Y la explicación la encontraron desde el lado de la actitud, que fue mayor la del delantero de Cerrito que la de los futbolistas tricolores.

Hay algunas inquietudes desde lo técnico y lo táctico también, como la posición que tuvo Andrés D'Alessandro, Brian Ocampo y Leandro Fernández, por ejemplo, pero en la interna tricolor no se pone tanto énfasis en eso como en el déficit de actitud demostrado.

Habrá variantes para el juego de este domingo ante Liverpool, clave porque una derrota le dará el título a Plaza y un empate se lo dejará servido para con un punto coronarse. Sin embargo, el cambio principal que espera la dirigencia pasa por el de la actitud, porque tenerla es algo innegociable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados