VEA LA FOTOGALERÍA

Fallo sin vueltas

Nacional no es oficialmente aún el campeón del Uruguayo, pero jugadores e hinchas dieron rienda suelta de todas formas a la alegría tras vencer a Peñarol por 3 a 2 en el Estadio Centenario.

La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Marcelo Bonjour
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Marcelo Bonjour
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez
La fiesta tricolor se vivió en cancha y tribunas. Foto: Gerardo Pérez

Con el convencimiento general -por antecedentes- de que Nacional será declarado ganador y campeón, la Comisión de Disciplina de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) actuará a partir de hoy en torno a las denuncias de suspensión del partido clásico de ayer (ver página 2), abrirá un expediente e instruirá a Peñarol, que tendrá cinco días para hacer sus descargos, por los graves incidentes que promovieron q ue la semifinal del Uruguayo quedara trunca.

De acuerdo a la forma en que se interrumpió el encuentro de ayer y a cómo procedió la AUF en una situación similar en la primera fecha del último Clausura, cuando los hinchas de Cerro se enfrentaron a la Policía en una de las tribunas del Tróccoli y obligaron a suspender el encuentro ante Peñarol, Nacional debería ser declarado ganador.

En aquel encuentro, que se disputó el 15 de febrero, a Cerro también le quitaron un punto y jugó tres partidos a puertas cerradas.

Por tanto, trazando un paralelismo, porque la situación es similar -aunque con agravantes, porque los aurinegros lanzaron decenas de butacas desde la Ámsterdam-, Peñarol se expone a perder el partido, a perder al menos un punto en la tabla de este año y jugar en uno o más encuentros sin público en la temporada 2015-2016.

¿Qué dice el código de disciplina en el artículo 5.9.2? “... si la institución responsable fuera perdiendo sufrirá, además de la pérdida de los tres puntos en disputa, la pérdida de un punto en ese mismo torneo, cualquiera fuere la división”. ¿Cuál es el “mismo torneo”? El Campeonato Uruguayo 2014-2015. En ese caso, Peñarol quedaría con 55 puntos en la Tabla Anual y aún superaría a River Plate, que terminó con 54, y los aurinegros se mantendrían Uruguay 2 para la Copa Libertadores. River seguiría con el 3.

Sin pico. Las primeras reacciones tras la decisión del árbitro de suspender el partido y luego de los graves incidentes, Peñarol asumió que no jugará el pico de 7’. Además, según pudo saber Ovación, los aurinegros golpeados por la violencia y sin fuerzas para pelear en los tribunales, como históricamente lo hicieron los dirigentes de los grandes -incluso cuando no tenían razón-, están dispuestos a aceptar la decisión de la AUF sea cual sea. No obstante, será el Consejo Directivo el que tomará la decisión final en torno a la apelación o no al fallo.

El futuro. La preocupación de los dirigentes de Peñarol se plantea de cara a lo que se viene, porque el próximo año inaugurarán el estadio, y el antecedente por lo que sucedió ayer quedará en la foja del club y lo expondrá a sanciones más graves, en caso de reincidencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º