TORNEO CLAUSURA

Facundo Torres no pudo desnivelar en el clásico y Peñarol lo sintió: ¿qué le pasó?

El 10 carbonero no lució como en otras oportunidades y el equipo de Mauricio Larriera no logró generar tanto peligro.

Facundo Torres. Foto: Nicolás Pereyra.
Facundo Torres. Foto: Nicolás Pereyra.

Facundo Torres era en lo previo una de las grandes atracciones del clásico entre Peñarol y Nacional en el estadio Campeón del Siglo porque venía siendo la gran figura del ataque mirasol y además, ya había demostrado que este tipo de partidos no le queda grande.

Pero en el empate sin goles en la cuarta fecha del Torneo Clausura, el 10 aurinegro no pudo gravitar en la ofensiva. Tuvo un par de jugadas de peligro en las que fue protagonista, pero quedó lejos de poder desnivelar como en otras oportunidades.

Por un lado, Peñarol optó con pases más largos para el “Cuervo” y, en ese rubro, fue Walter Gargano quien más lo buscó, sobre todo cuando Torres se volcó a la derecha del ataque tras haber comenzado por izquierda. Por otro, Nacional tuvo mucho orden a la hora de marcarlo de manera escalonada.

La primera línea de volantes del tricolor tuvo a Gabriel Neves y Emiliano Martínez siempre rodeando al 10 aurinegro, incluso a este último ganándole varios duelos en la mitad de la cancha.

Facundo Torres
Facundo Torres intenta escapar a la marca de Emiliano Martínez. Foto: Nicolás Pereyra

Nacional sabía que si había un jugador que estaba en condiciones de marcar la diferencia a favor de Peñarol en el clásico, ese era Facundo Torres. Por eso, Jorge Giordano planteó una estrategia defensiva para contrarrestar al atacante carbonero y sus jugadores respondieron.

Además del trabajo de los volantes, Armando Méndez lo marcó muy bien en el inicio del encuentro y eso obligó a Torres a volcarse hacia la derecha de la ofensiva mirasol. Entonces, Agustín Oliveros pasó a ser su rival en el uno contra uno y ahí sí fue donde el 10 pudo hacer un mejor papel, aunque sin el peso ofensivo de otras presentaciones. Primero desbordó en un par de ocasiones y luego, a los 37’ se asoció con David Terans, a quien dejó sólo frente a Sergio Rochet, quien tapó el tiro bajo y rasante del 80, una de las jugadas más claras de gol que tuvo el carbonero.

En el complemento, Torres, si bien las pidió todas siempre y trató de encarar, no pudo desnivelar como en otros partidos y Peñarol sintió la ausencia del 10 en la generación de fútbol. El carboonero fue David Terans-dependiente. El “Rey” el mejor del equipo en el clásico porque Jonathan Urretaviscaya no gravitó y tuvo un mal partido, Matías Britos luchó cada pelota pero no consiguió llevar peligro al área tricolor y Denis Olivera demostró su falta de minutos en cancha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados