TORNEO CLAUSURA

"Facu", el conductor de un Peñarol que creció, lidera todo y va por el tricampeonato

Pellistri fue la gran figura en el triunfo de atrás del aurinegro frente a Fénix en el Campeón del Siglo, victoria que lo dejó en lo más alto del Clausura y la Anual.

Facundo Pellistri y Xisco tras el gol del español en el Campeón del Siglo. Foto: Gerardo Pérez.
Facundo Pellistri y Xisco tras el gol del español en el Campeón del Siglo. Foto: Gerardo Pérez.

Por derecha, por izquierda, por el centro, en velocidad, haciendo la pausa y asistiendo. Facundo Pellistri los volvió locos a los zagueros de Fénix y fue la figura descollante en la victoria de Peñarol.

Y no fue un triunfo más. El equipo aurinegro sabía que si ganaba se adueñaba de la cima del Torneo Clausura y la Tabla Anual. Y no falló.

Pero nada fue fácil. A pesar de un claro dominio carbonero desde el inicio, porque al minuto de juego bien pudo ponerse en ventaja tras una notable habilitación de Lucas Viatri para Xisco, quien entrando al área remató pero se encontró con la primera gran atajada de Francisco Casanova, figura de Fénix, las cosas no fueron sencillas.

Un descuido defensivo le permitió a la visita ponerse en ventaja con un gol de Roberto Fernández a los 21’ y de ahí en más todo se hizo cuesta arriba para Peñarol.

Pero como bien dice el dicho, los partidos duran 90 minutos. Y ante un rival que no regaló absolutamente y que vendió muy cara la derrota, había que esperar hasta el final. Primero hasta el final de la primera parte y luego hasta el final del encuentro.

Es que después de haber generado ocho situaciones de gol, recién a los 45’ y antes de la finalización del primer tiempo, Lucas Viatri aprovechó un claro penal por mano de Nicolás Olivera en el área y facturó: fue el 1-1. Merecido.

En el complemento, Peñarol no fue un equipo que avasalló en la ofensiva a pesar de la necesidad de ir en busca de la victoria y Fénix se paró muy bien en la defensa para salir rápido en ataque y complicar a una zaga que no ofrecía demasiadas garantías cuando la atacaban.

Pero en la cancha estaba Facundo Pellistri. En la primera parte el juvenil había sido clave en la ofensiva mirasol, tan clave que fue quien mandó el centro que derivó en la mano de Olivera para que Viatri anotara de penal.

Y en la segunda mitad no fue menos. De a poco se fue transformando en la gran figura de un Peñarol que atacó poco pero bien.

Casanova seguía siendo el mejor de Fénix. Tiros desde afuera del área, cabezazos en el área. De todo. El arquero que anoche suplantó a Darío Denis, era hasta ese momento el gran responsable de que su equipo no perdiera.

Pero a los 84’, una notable jugada colectiva que se gestó por la derecha, terminó con una asistencia de Pellistri a Xisco. Golazo. Explotó el Campeón del Siglo y Peñarol se subía a la cima de las dos tablas.

Y así fue. El carbonero dio vuelta un partido durísimo, ganó 2-1 de la mano de un Facundo Pellisti que se vistió de héroe con apenas 17 años y ahora va en busca del gran objetivo: el tricampeonato. Algo impensado hace un mes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)