ENTREVISTA

Fabián Yantorno se retira con la misión cumplida de dejar a la IASA en Primera

El capitán y referente de Sud América cuelga los zapatos para agarrar el buzo de DT, pues integrará el cuerpo técnico que encabezará Bruno Piano en Villa Española.

Fabián Yantorno, histórico capitán de Sud América en el Parque Fossa. Foto: Leonardo Mainé.
Fabián Yantorno, histórico capitán de Sud América en el Parque Fossa. Foto: Leonardo Mainé.

Empezó a jugar al fútbol desde muy chico. Se inició en el baby fútbol de Danubio y cuando en juveniles vio que no tenía lugar en el equipo, un amigo lo invitó a probarse en Bella Vista. Quedó fichado. Hizo el clic y decidió ser jugador profesional. De a poco, los objetivos de Fabián Yantorno comenzaron a trazarse y fueron llegando. Paso a paso.

Debutó en la Primera División del papal a los 17 años, integró selecciones juveniles, tuvo el salto al fútbol europeo jugando en Italia, Escocia e Inglaterra, pasó por Colombia, jugó en Miramar Misiones, Atenas de San Carlos y Rentistas, pero hubo un club que se adueñó de su corazón: la Institución Atlética Sud América.

Club de barrio, familiar y con mucha historia en el fútbol uruguayo, la IASA es de esos equipos a los que los jugadores le toman cariño y la historia del “Pechu” no fue la excepción. Su primer pasaje por el buzón fue en 2012. Estuvo seis meses y se fue a Colombia. “Fui al Bucaramanga, pero me había quedado como un gusto a poco. Me fui sabiendo que iba a volver”, le contó Fabián Yantorno a Ovación. Y la vuelta se dio. Fue en 2013, año en el que sin saberlo, se iba a empezar a transformar en un referente del plantel y para el hincha de Sud América.

“Agarrás un cariño enorme porque venís a entrenar al Parque Fossa y está el canchero, después vas a la sede y te quedás hablando con el que atiende y con los socios que están ahí, vas conociendo a la gente y es como una familia. Y fue desde el primer momento que llegué, porque me fui y sabía que iba a volver, pero no me imaginaba estar tanto tiempo”, recordó.

Sub-20

La experiencia con la Celeste

“Ponerme la camiseta de la selección fue algo fuerte. Por más que no haya sido la mayor, lo disfruté y mucho. Fue un torneo amistoso con la preselección Sub 20 en el 2000 y ganamos la Copa Niños de Maldonado que jugaron Paraguay, Perú y Argentina, que en 2001 ganó el Mundial con Saviola, D’Alessandro, Coloccini, ‘Maxi’ Rodríguez...”.

Fabián Yantorno, histórico capitán de Sud América en el Parque Fossa. Foto: Leonardo Mainé.
Fabián Yantorno, histórico capitán de Sud América en el Parque Fossa. Foto: Leonardo Mainé.

Desde 2013 a 2020 en algún momento hubo ofertas o sondeos de otros mercados o clubes de Uruguay, pero Sud América siempre estuvo por delante en el cierre de la carrera del “Pechu”.

Vivió momentos muy buenos y otros no tantos, como por ejemplo el descenso en 2017. El equipo perdió por penales contra El Tanque Sisley y se fue a la “B”: “Para mí ese año fue de los peores porque me quebré la tibia en la cuarta fecha contra Cerro y no fue una fractura común, me la quebré en la inserción con el tobillo. Me pusieron chapas y no soldaban bien. ¡Hasta me llegaron a decir que no iba a jugar más! Imaginate que con 35 años estuve tres meses con muletas sin poder pisar. Después, de a poco, volver a caminar y entrenar. ¡Yo quería jugar! No me daban el alta y la verdad, era bruto sufrimiento. Pero yo, contra todos los pronósticos, quería volver y volví. Fui al banco en el partido que le ganamos a Nacional en Belvedere que fue increíble y después vinieron los partidos contra El Tanque Sisley. Lo mío fue a huevo, porque la verdad, rengueaba y sufría, pero quería jugar y estar. Descendimos en ese partido increíble que erré el último penal y yo estaba con una tristeza enorme. Pensaba en la gente del club, en los hinchas, pero bueno, no pasaron 10 días y me llamaron los dirigentes para renovar. Por supuesto que dije que sí”, contó.

con Miramar misiones

El gol a un grande en el Centenario

“Fue en 2006 a Peñarol y jugando en Miramar Misiones. De ese día me acuerdo porque hice el gol contra la Colombes y en esa tribuna estaban mis amigos hinchas de Peñarol y Nacional que los vi ni bien salí a festejar y tenemos una foto. Me decían que nunca gritaron un gol en contra de Peñarol, pero ese sí y es un recuerdo imborrable”.

Fabián Yantorno, histórico capitán de Sud América en el Parque Fossa. Foto: Leonardo Mainé.
Fabián Yantorno, histórico capitán de Sud América en el Parque Fossa. Foto: Leonardo Mainé.

Le ofrecieron ser el capitán porque entendían que el fútbol le iba a dar revancha. Y se la dio. No fue fácil. Demoró la recompensa de un camino que ya estaba destinado en la relación del volante con la IASA porque Yantorno se transformó en una pieza clave del plantel buzón. Fue de esos líderes en silencio porque no se consideró nunca un referente o ejemplo: “La verdad nunca fui de decirle cosas o darle consejos a los más jóvenes. Sí de hablar mucho, de tener relaciones de amistad como por ejemplo con Federico Gallego (hoy en NorthEast United FC de India), con el que después del ascenso metimos una videollamada que ni con mi esposa hago (risas), pero Fede es un fenómeno, un amigo y siempre estuvo en Sud América. Me emocionó que me llamara. Lo que sí tuve fueron referentes en otros equipos como la ‘Momia’ Lemos, el ‘Gallego’ Berbia y Fabián Pumar en Bella Vista o Edgar Martínez y Richard Pellejero en Sud América. De ellos sí aprendí mucho. Pero hoy a los que más se les puede hablar o decir algo es a los jóvenes, por ejemplo, con las redes sociales. Te suben fotos en un asado, tomando cerveza. Está mal. No es por mostrar algo que no sos, sino porque sos deportista y después te mira un club y van a tu perfil, a las cosas que publicás porque sos futbolista dentro y fuera de la cancha”.

“Dentro de mis posibilidades siempre di todo; no me guardé nada. Yo sabía que no me daba para jugar en la selección, en un grande o en el mejor nivel de Europa. Yo era esto y me brindé siempre al máximo de mis posibilidades en todos los clubes que jugué”

Fabián YantornoExcapitán de Sud América

Y de líder en silencio, el “Pechu” también es ídolo en la IASA. “El año que descendimos un muchacho me contactó para decirme que su hijo Thiago de 7-8 años había visto todos los partidos del equipo y que se enamoró de Sud América, le pidió una camiseta y todo. Al tiempo lo operaron del corazón y salió todo bien. Le mandé videos y una camiseta. Terminó entrando de mascota con nosotros. Son cosas que solo pasan en un club como este”, recordó.

Escocia
Un tanto inolvidable con el Gretna 
Fabián Yantorno

“En Escocia están Rangers y Celtic que son los grandes del fútbol y después vienen todos remándola de atrás. En 2007 jugando para el Gretna le hice un gol al Celtic. Empezamos ganando 1-0 pero perdimos 2-1. Igualmente no me olvido más de ese gol porque era una época de hegemonía de esos equipos, pero no estaban mis amigos para festejarlo”.

Yantorno inicia una nueva etapa

Hoy, con Sud América de regreso a Primera División, Yantorno se retiró del fútbol profesional con un objetivo cumplido y tras haber hecho el curso de entrenador y el de gerencia deportiva tendrá su primera experiencia en un cuerpo técnico. Será en Villa Española como ayudante de Bruno Piano. “Siempre quise trabajar con él. Tenemos una muy linda relación que va más allá del fútbol y se abrió esta puerta”, dijo.

Con 38 años, un ascenso y mil historias de sacrificio y superación dentro y fuera de la cancha, Fabián Yantorno le puso punto final al futbolista, pero con el alma en paz y pronto para nuevos desafíos. “Dentro de mis posibilidades siempre di todo; no me guardé nada. Yo sabía que no me daba para jugar en la selección, en un grande o en el mejor nivel de Europa. Yo era esto y me brindé siempre al máximo de mis posibilidades en todos los clubes que jugué”.

el ascenso

Misión cumplida: dejar a la IASA en Primera

“En un campeonato largo y complicado lograr el ascenso fue algo inolvidable porque era un objetivo que me había trazado para cumplir y pude hacerlo. Ya tenía decidido que si Sud América ascendía, yo me retiraba. Pero no tenía ni idea de lo que iba a hacer si no lográbamos ascender. Por suerte eso no pasó y el club está en Primera otra vez”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados