OJO CRÍTICO

Extrañando al Uruguay de Fabián Coito

EDWARD PIÑÓN

EDWARD PIÑÓN

Sorprendidos, golpeados seriamente por las debilidades expuestas. Desnorteados e invadidos de ganas de apagar el televisor para no verse obligados a gritarle a la pantalla y quedar como un loco que trata de hacer llegar un mensaje que jamás será escuchado.

La Sub 23 de Uruguay no ataca, deja colgado a un delantero arriba y el juego no llega. La Sub 23 de Uruguay no defiende a la uruguaya. Se repliega, pero no se muestra firme. No hay alegrías ni buenas sensaciones, porque no se aprecia una identidad de juego. E inevitablemente, con el pensamiento se le entrega otra vez a Fabián Coito el mayor reconocimiento por lo que fue capaz de forjar al frente de los juveniles, de la misma manera que cae como el mazo de un juez el llamado de atención a las autoridades de la AUF por no haber evitado su partida.

Coito jamás debió salir del proceso de las selecciones. Es más, mereció tener un crecimiento sostenido de sus funciones. Que se le apoyara para forjar, de la misma manera que se hace con los futbolistas que van avanzando desde la Sub 15 hacia adelante, el mejor proceso evolutivo.

Es una pena muy grande que no se le haya permitido hacerse un lugar entre los integrantes del cuerpo técnico de la mayor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)