NACIONAL

Paulo Vinicius: "Es una experiencia nueva jugar en un grande de América"

El futbolista de Nacional y una llegada a tiempo al tricolor: "Cuando llegué vi un equipo muy trabajado, pero las cosas no estaban saliendo. El equipo se puso firme y los resultados están llegando". 

Paulo Vinicius lleva jugados cinco partidos en Nacional; debutó contra Progreso y nunca perdió. FOTO: Nicolás Pereyra.
Paulo Vinicius lleva jugados cinco partidos en Nacional; debutó contra Progreso y nunca perdió. FOTO: Nicolás Pereyra.

Ya hace poco más de un mes que Paulo Vinicius está en Nacional. Llegó como un desconocido y rápidamente se hizo un lugar entre los titulares. La lesión de Guzmán Corujo, el bajo rendimiento de Miguel Jacquet y juveniles que todavía no estaban prontos para jugar llevaron a su contratación, y el brasileño viene respondiendo.

Habla el idioma español bastante bien aunque cuando algún compañero le habla rápido se le escapan palabras. “Me estoy familiarizando con el idioma de nuevo”, contó quien debutó en Primera División en River Plate uruguayo después de haber realizado todas las inferiores y haber estado siete años en São Paulo.

“Me estoy adaptando de a poco, jugando varios partidos seguidos. Estoy agarrando ritmo ya que estaba parado allá en San Pablo. Me estoy sintiendo bien, pienso que ya en poco tiempo voy a estar definitivamente al 100%”, explicó el nacionalizado húngaro, que después de quedar libre del equipo Fehervar (donde jugó nueve años) se vino a su ciudad natal junto a su familia a la espera de otra oportunidad.

“Me sorprendió un poco jugar tan rápido pero la idea de venir a Nacional pasaba un poco por ahí también; es decir, venir a sumar minutos, a ayudar al equipo. A ponerme en forma primero y ayudar al proyecto de Gustavo (Munúa). Cuando se me presentó la oportunidad de jugar la tomé e intenté hacer lo mejor”, dijo.

Vinicius tiene 30 años y ha demostrado ser un zaguero confiable, aunque su carrera como futbolista la empezó como volante central.

No duda a la hora de explicar qué lo atrajo de venir a jugar a Nacional: “Tenía muchas ganas de jugar en un club grande como Nacional. En mi carrera no había tenido la oportunidad de sentir eso, por ello, cuando me enteré del interés de Nacional me llamó mucho la atención, me gustó el proyecto, estuve hablando con Gustavo. Por eso decidí venir acá, es una nueva etapa de mi vida, es una experiencia nueva jugar en un grande de América y con una historia mundial. Lo estoy disfrutando mucho, yo estaba convencido de que podía hacer bien las cosas acá y por ahora está yendo todo muy bien”.

El cambio ha sido muy grande en todo sentido para Vinicius. “Estoy viviendo en un hotel, pero ya tengo piso y tengo todo arreglado para que mi familia venga a Uruguay. La idea es que los niños vayan a la escuela, que armen su vida acá porque pasaron mucho tiempo allá en Hungría y es un cambio que al principio cuesta, por eso la idea es que puedan venir y tengan dos meses para adaptarse y ya estén asentados el próximo año en el país, que arranquen la escuela y tengan vida normal como tenían en Hungría”, contó con ansiedad, ya que tienen planificado que su familia pueda venir en las próximas semanas, después de que pase la larga concentración de 16 días por la Copa Libertadores. Su esposa es brasileña pero la conoció en Hungría y juntos tienen tres hijos, la más chica de apenas ocho meses: “Por suerte hacemos videollamadas y me va conociendo, así no se olvida de su padre, je. Extraño muchísimo, es la primera vez que estamos tan lejos, pero ya falta menos”.

Será la primera vez que Vinicius jugará Copa Libertadores y es uno de los grandes anhelos que tenía en su carrera. “Fue otra de las cosas fundamentales que me llevaron a venir a Nacional, jugar una Libertadores será un sueño que voy a cumplir, estoy muy ilusionado, con ganas de disfrutar este momento lindo”, comentó.

Después de algunos vaivenes, Nacional logró adueñarse del primer lugar del Apertura en forma solitaria, siendo Rentistas el único equipo que lo puede superar en caso de ganarle mañana el pico a River Plate.

“Me sorprendió mucho cómo los equipos son tan parejos. Todos proponen cosas, quieren salir a jugar, buscan atacar y proponer el partido y eso está buenísimo. Nunca sabés quién va a ganar y eso le hace bien al campeonato”, expresó el brasileño, quien agregó que “se nota mucho el cambio en los equipos. Antes cuando yo jugaba en River e íbamos a jugar un partido contra Nacional o Peñarol, ya sabíamos que no teníamos muchas chances y ahora es todo muy parejo, los jugadores mejoraron y genera un torneo más competitivo”.

Si bien es de pie derecho, le es indiferente moverse por ese sector (como contra Danubio) o por la zona izquierda, donde empezó jugando por la ausencia de Guzmán Corujo. Gran parte de su carrera la hizo jugando por el sector zurdo de la defensa central.

“Nacional es un muy buen equipo, un equipo joven con una actitud enorme, con muchas ganas de crecer y ganar cosas importantes. Cuando llegué vi un equipo muy trabajado, pero las cosas no estaban saliendo de la manera que se merecía. El equipo se puso firme y tratamos de estar juntos, trabajar y las cosas van saliendo, los resultados van llegando. Estamos en un momento lindo, pero todavía falta, hay que seguir”, concluyó.

Vinicius en el duelo contra Progreso. FOTO: Fernando Ponzetto.
Vinicius en el duelo contra Progreso. FOTO: Fernando Ponzetto.

su historia con Hungría y la relación con Vadócz

Paulo Vinicius sigue siendo parte de la selección de Hungría, donde jugó amistosos y competencias oficiales. “Pasados dos años ya tenía derecho a nacionalizarme húngaro y también ya me habían demostrando interés para jugar en la selección. El club me ofrece la posibilidad de tomar el pasaporte de Hungría y de la selección me querían así que una cosa llevó a la otra y me nacionalicé. Es un orgullo enorme poder representar a un país, siempre es un placer jugar con Hungría”, contó.

Con el jugador de Peñarol Krisztian Vadócz compartió dos partidos en la selección. “Cuando llegué a la selección me trató bárbaro, es un jugador de mucha calidad. Todavía no me junté con él, por el tema de los partidos estamos siempre concentrados, no tuvimos la oportunidad ni siquiera de intercambiar mensajes”.

Más allá de la marca, Vinicius demostró ser un futbolista con técnica, que intenta jugar con criterio la pelota: “Siempre fui de jugar así, y Nacional también buscaba ese tipo de idea en un defensor, con intentar salir jugando, intentar ser protagonista. Eso me lo transmitió Gustavo en las charlas que tuvimos y yo me ajusté también a esa forma de jugar”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados