OCTAVOS DE FINAL

Eurocopa: Suiza dio la sorpresa y eliminó a Francia en la tanda de penales

Sommer, arquero helvético, adivinó el quinto y decisivo disparo de Mbappé, lo atajó y se convirtió en el héroe de la eliminación al campeón del mundo.

Yann Sommer, arquero de Suiza
Yann Sommer, arquero de Suiza. Foto: AFP

Suiza avanzó a cuartos de final de la Eurocopa luego de vencer 5-4 por penales al campeón del mundo, Francia, después de disputar 120 minutos muy emocionantes que finalizaron igualados 3-3 tanto en los 90' como en el alargue.

Los helvéticos comenzaron ganando, les Bleus dieron vuelta el marcador y llegaron a ponerse 3-1 arriba, pero en forma inesperada Suiza reaccionó y llegó al empate para forzar el tiempo extra. Como no hubo goles, todo se decidió en los penales.

Fue heroico lo de Suiza, porque no solo hay que destacar a Sommer por esa última atajada que ni siquiera se había enterado que había sido la decisiva, pues pensaba que todavía quedaban penales por disparar. Todos los que se habían parado detrás de la pelota habían estado perfectos en su definición, pero el arquero suizo estaba concentrado en hacer lo suyo no en el proceso del marcador.

Sommer ya había estado cerca de contener alguna de esas ejecuciones, pero no lo había conseguido, hasta que lo hizo nada menos que frente a Kylian Mbappé. Adivinó que cruzaría el disparo, se volcó sobre su derecha y voló para sacar la mano izquierda e interceptar la pelota que estaba destinada a entrar a media altura.

Así se comsumó el 5-4 en la tanda de penales, premio a un equipo que nunca bajó los brazos ante el campeón del mundo, aun cuando tuvo todo en su contra. Porque se puso en ventaja, tuvo un penal a favor para ponerse 2-0, lo falló (o mejor dicho lo atajó Lloris), enseguida sufrió dos goles de corrido franceses (ambos de Karim Benzema), estuvo 1-3 abajo por un golazo de Pogba, pero en los últimos nueve minutos Severofic y Gavranovic consiguieron el milagro de la igualdad para forzar la prórroga, en la que no pasó gran cosa hasta los penales, en donde Sommer hizo la que hasta ahora debe haber sido la mejor atajada de su vida.

Francia se fue antes de lo esperado y el que sigue es Suiza, que en cuartos de final tendrá como rival a España.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados