Peñarol

Estudiantes cambió las condiciones del trato

Aguirregaray está lejos por viejas deudas del “Pincha”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
“Vasquito”. Por estas horas su regreso está complicado.

El regreso de Matías Aguirregaray a Peñarol se complicó. Estudiantes cambió las condiciones del negocio y ahora pretende que los aurinegros se hagan cargo, a cambio del préstamo, de una vieja deuda con la empresa ProFútbol y también del dinero que le adeudan al futbolista.

La empresa ProFútbol, representante de Aguirregaray fue la que negoció en su momento, su pase a Estudiantes, quien adquirió el 40% del mismo. El restante 60% pertenece a la mencionada empresa.

Estudiantes debía pagar dos cuotas, pero cumplió solamente con la primera y mantiene un atraso de más de un año en la segunda. Por lo tanto, ProFútbol realizó los reclamos legales correspondientes. Pero no fue ahora. Ya lo había hecho antes de que surgiera el nuevo interés de Peñarol por el "Vasquito".

Lo cierto es que cuando las cosas ya estaban prácticamente solucionadas, Estudiantes cambió los términos de la negociación y para prestar al "Vaquito"ahora pretende que Peñarol se haga cargo no solamente de la deuda que mantiene con ProFútbol, sino también de la que tiene con el propio futbolista. Y además quiere recuperar el dinero que puso por el lateral en su momento.

La única posibilidad de destrabar la situación sería que Peñarol se quedara con el 40% del pase que hoy tiene el equipo presidido por Juan Sebastián Verón. En ese caso, la empresa ProFútbol estaría dispuesta a cederle otro 10% a los aurinegros y quedar cada uno con la mitad del pase del futbolista. Además, le daría facilidades de pago porque prefieren ser socios de Peñarol más que de Estudiantes, sobre todo por un tema de conocimiento y de cercanía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados