SERGIO Markarian

"Esto es un regalo de Dios"

En noviembre cumplió 70 años. Pero sigue tan vigente como siempre. Sergio Markarian no lo oculta, lo repite cada vez que puede: “Sigo todo lo que pasa en el fútbol, y siempre trato de estar informado. Es lo que hago”, confió a Ovación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sergio Markarian

—¿Se va?

—Sí, termino de hablar y de concretar todo.

—¿Por qué Grecia, Sergio?

—Porque se dieron un montón de condicionantes. Primero, porque quiero mucho a Grecia, donde ya dirigí, conozco su fútbol y siempre me trataron muy bien. Después porque para cualquier entrenador es un honor llegar a dirigir la selección de un país, y tercero porque no deja de ser una oferta importante en lo económico. Para mí es un regalo que me hace Dios.

—¿Lo esperaba?

—Era una posibilidad. Había tenido algunos contactos, pero pensaba que mi futuro podía estar en México, o algún equipo de Europa que ya me había hablado. Lo de Grecia se reflotó en los últimos días.

—¿Pesaron sus antecedes como entrenador en aquella campaña del Panathinaikos?

—Los antecedentes me han abierto caminos siempre. Pero la gestión de Giorgos Karagounis fue clave. Lo tuve como futbolista, precisamente en el Panathinaikos, y hoy es el director deportivo de la Federación. Ha sido muy importante en todo esto. Quizás no se hubiese dado sin su apoyo y recomendación.

—¿Cuándo viaja?

—En estos días. Espero estar allá la próxima semana. Pienso empezar a ver los partidos del fútbol local ya la semana entrante. Por suerte conozco bastante la realidad, y siempre trato de estar informado. Cuando empezó a barajarse esta posibilidad, comencé a preocuparme más a interiorizarme más del fútbol griego.

—¿Y el idioma? ¿Puede ser una traba?

—Nooo... para nada. no necesito ni traductor. Hablo perfecto el griego por suerte. No deja de ser una ventaja.

—¿Tiene definido el cuerpo técnico?

—Sí. Viaja conmigo Roland Marcenaro y allá se va a sumar un exfutbolista griego que trabaja para la Federación y un preparador físico local. Eso ya quedó definido cuando cerramos el acuerdo.

—Es todo un desafío. Grecia no anda nada bien...

—Siempre que uno asume un proyecto tiene un desafío por delante. Es cierto, Grecia no está bien, la expectativa es casi nula, no hay confianza y hay pocas esperanzas, pero lo que queremos es revertir esa situación de cara al futuro.

—Y no deja de ser una selección europea...

—¡Por supuesto! Y siempre lo dije: la competencia en Europa es más sana que en la Conmebol. Y acordate: no hace mucho dije... Eugenio portate bien en plenas Eliminatorias, y los hechos me terminaron dando la razón.

—¿Se va con su familia o primero va solo?

—No, con la familia. Ellos siempre me acompañaron a todos lados. Así que estamos preparando otra vez las valijas para irnos. Estaba casi convencido que el futuro iba a estar en México. Era lo que veía, lo que estaba por cristalizar, pero bueno... esto de Grecia llegó en un momento impensado. Se dio todo bastante rápido, por eso digo que es un regalo que me hace Dios.

Sergio el griego

Su primera experiencia en el fútbol griego la tuvo en 2002 al frente del Panathinaikos. Y con selecciones, en 1992, con la Sub 23 de Paraguay. Después estuvo al frente de la selección mayor guaraní desde 1999 hasta 2002, y de la selección de Perú desde 2010 hasta 2013.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)