UNA GAMBETA

Esto lo van recordar toda la vida

EDWARD PIÑÓN

EDWARD PIÑÓN

Borren del diccionario futbolero las expresiones que tratan de reflejar la debilidad de memoria que pueden tener los hinchas. El “fútbol no tiene memoria” no correrá para este sábado 24 de noviembre, porque si hay algo que está recontra seguro es que no habrá forma de olvidar lo que sucederá en el Monumental de Núñez después del pitazo final de Andrés Cunha.

La que quedará enterrada es esa frase, porque los hinchas de River Plate y Boca Juniors saben de antemano que el castigo de la derrota en la final de la Copa Libertadores los acompañará hasta el día que se vayan de este mundo.

Es, por cierto, tan fuerte el dolor que provocará ver como el trofeo termina en manos del adversario de todas las horas que su impacto perdurará mucho más que la felicidad que otorgará el ser campeón continental. Aunque parezca extraño, esta definición hará que en el fútbol -quizás por primera vez- no se van a olvidar que equipo terminó en segundo lugar.

Llegó el día tan esperado. Al final habrá héroes, pero también quedarán los esclavos de una derrota deportiva. La que nadie olvidará nunca más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)