copa confederaciones

Estaban mirando otro canal

Las atajadas de Claudio Bravo en los penales evitaron que tomara mayor dimensión la grosera omisión de los árbitros en el estadio de Kazán: el videoarbitraje ultra utilizado en la Copa de las Confederaciones no apareció para ser justo con Chile en la semifinal ante Portugal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Francisco Silva se cae en el área después del pisotón claro de Fonte. Foto: Reuters

Iban 112 minutos de juego y, seguramente, en el estadio de Kazán se debe de haber generado un desperfecto técnico. Algo tiene que haber provocado el apagado del conjunto de cámaras que retransmitían a la sala técnica todas las imágenes del partido Chile-Portugal para que sean revisadas por los asistentes de video.

Solamente por una situación inesperada y con repercusión directa en la llegada de las imágenes al control del videoarbitraje puede explicarse que una de las jugadas más polémicas del partido entre Chile y Portugal no haya sido analizada como el sistema que la FIFA quiere imponer para el Mundial de Rusia 2018.

Iban 112 minutos de juego. Francisco Silva ingresó al área, después de una muy buena combinación del toque chileno, y recibió un claro pisotón del portugués Fonte. Las dos repeticiones posteriores de la jugada en la emisión televisiva dejan bien en claro la existencia de la falta. ¡Penal! El árbitro iraní Alireza Faghani había desestimado la sanción de la falta y de allá arriba no hubo ninguna comunicación alertándolo de lo que había ocurrido.

¿Qué pasó? ¿Qué hizo que no se aplicara el sistema del videoarbitraje en una Copa de las Confederaciones que ha estado marcada por la inclusión del sistema VAR?

En un torneo donde prácticamente cada partido ha sufrido modificaciones de los cobros de los jueces, otorgándoles la ayuda tecnológica para lograr plena justicia en los partidos, justo se olvidaron de ser justos en una semifinal. En Chile ya hablan de una selección que tiene que jugar contra "todos", producto de haber pasado por alto algo que debió, como mínimo, merecer un repaso.

El delantero de la Roja, Mauricio Pinilla, utilizó las redes sociales para descargar toda su bronca. Recurriendo al modismo argentino de Lionel Messi escribió en Twitter: "Y el VAR la ctm?". 

Y para alimentar la polémica el ex árbitro argentino Javier Castrilli escribió en su cuenta de Twitter: "los que operaban el VAR, ¿miraban la telenovela o recibieron instrucciones de no avisarle al iraní? La no intervención del VAR es vergonzosa". 

Castrilli se preguntó: "¿por qué no intervino el VAR?" y demandó la acción de la dirigencia chilena. "A elevar la queja. No dormirse por el tamaño de Bravo. Chile pudo quedar fuera. Cuidado en la final dirigentes. Es en el triunfo donde debe valer la queja de Chille... curarse en salud... Cuidado con la final si viene Alemania... después será tarde".

El penal que el árbitro iraní no vio y tampoco se utilizó el videoarbitraje. Foto: Captura
El penal que el árbitro iraní no vio y tampoco se utilizó el videoarbitraje. Foto: Captura
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)