AUF

La espinosa carrera por el sillón presidencial

Fijada la fecha de las elecciones comenzará a transitarse por un camino minado; hoy no hay ningún nombre que reúna el consenso de los clubes

AUF. La única manera de terminar con la Intervención y no sufrir otra sanción grave es cumplir todo al pie de la letra.
Foto: Gerardo Pérez

Indicios del futuro existen, pero son nada más que eso, porque a partir del momento que este viernes la Comisión Normalizadora convoque a las elecciones presidenciales en la AUF para el 19 o 20 de marzo se desatará una batalla política que promete ser muy dura. Y que tendrá costos. En algunos casos muy grandes.

En el marco de la lucha de poder -no solo económico- que se vive en el fútbol uruguayo, y que supo alcanzar ribetes insospechados porque había instituciones que expresaban sin problemas que estaban dispuestas a soportar la suspensión de la afiliación a la FIFA, no parece nada sencillo que se pongan de acuerdo para encontrar la persona que pueda liderar a la AUF hacia el futuro desde el sillón presidencial.

De hecho, hoy no hay un nombre que genere consenso y todo aquel que asoma un poquito por una ventana recibe un golpe casi mortal de quienes no lo estaban considerando. Si habrá dudas y problemas para encontrar a alguien que los guíe por los próximos años que hasta Nacional y Peñarol -muy asociados en materia política- no se animan a presentar un aspirante en las reuniones o conversaciones que mantienen entre ellos por temor a que el otro le baje el pulgar de manera rápida.

Con el botón de la desconfianza en la espalda, unos y otros -aurinegros y tricolores- aguardan que alguien tire arriba de la mesa un candidato para ver si están dispuestos a dar el OK.

Por si fuera poco, es demasiado obvio que los grupos de interés -entre las pequeñas tormentas que afrontan en sus filas- no irán detrás de la línea que puedan impulsar los clubes más afiliados a la empresa Tenfield, como también es claro que los grandes tienen menos equipos detrás suyo.

Además, de un lado y del otro todavía se siguen tirando misiles. Porque no gusta que Pedro Bordaberry proyecte negocios para la AUF o porque no gusta que bajo las sombras sigan apareciendo los nombres de Alejandro Domínguez (presidente de Conmebol) y Diego Lugano (presidente de la Asociación de Futbolistas) como líderes de una revuelta para tomar el control del fútbol uruguayo.

candidatos

Los nombres en carpeta

En ese marco, y seguramente con mayores rispideces, se irá avanzando hasta el 19 o 20 de marzo. Y tirando nombres un día y bajándolos al otro. Encontrando candidatos que no querrán ni de casualidad ir a la sede de la calle Guayabos y apareciendo algunos que intentarán tirarse de cabeza para adentro.

Hoy, cuando no hay nada seguro, algunos creen que Walter Pereyra -director general del Hospital Británico y exvicepresidente de Peñarol- se dejará seducir por una propuesta global de los clubes. Hay que recordar que en el pasado le respondió negativamente a José Luis Palma.

Otros afirman, de manera casi concluyente, que Bordaberry terminará siendo el candidato de los equipos grandes, de los futbolistas, de los árbitros, de los entrenadores y encontrará el OK de la FIFA para desarticular su propia determinación de no dejar que ningún integrante de la Comisión Normalizadora se convirtiese en candidato para las elecciones.

Algunos sueñan con un cambio de postura de Sebastián Bauzá, cuyo nombre tendrá por siempre un singular brillo después de comprobarse fehacientemente que fue el único directivo al que no lo manchó ni un poquito el FIFAGate. Pero Bauzá no tiene entre sus planes futuros volver al "mundillo" de la AUF.

Tampoco se baja el nombre de Fernando Nopitsch, quien llegara incluso a último momento a realizarse el examen de idoneidad de la Conmebol cuando parecía que tras la salida de Edgar Welker iban a haber elecciones en la AUF. Ni el de Óscar Curuchet, quien estuvo a escasos minutos de transformarse en titular de la AUF. Al final no lo logró porque Peñarol le quitó el apoyo y empezó la presidencia de Wilmar Valdez.

Además, también está en la consideración Daniel Jablonka, el actual titular de Defensor Sporting, porque genera confianza en aquellos equipos que recurrieron al TAS para apelar la decisión de la FIFA de intervenir la AUF.

Pero los nombres que se manejan no terminan ahí, se habló del propio Palma, de José Luis Corbo y de Ricardo Alarcón. Difícilmente la nómina termine aquí, lo que es seguro es que habrá mucho ruido y que seguirán aprontando los cañones para tirarse munición pesada. 

  

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)