TORNEO CLAUSURA

Para otro espectáculo

Carrasco trabajó 10 horas con River Plate, pero no sólo por Peñarol; y dijo por qué no le jugó igual a Nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carrasco. Limpió y secó la heladerita de la bebida hidratante y se sentó arriba de ella. Foto: Darwin Borrelli

Mañana estoy en Colón de 9 a 19. De mañana arranco con las inferiores y a las 16 con la Primera. Abrazo".

Tal cual había indicado el "sms" de "JR", ahí estaba ayer, cerca del mediodía, en la cancha con los jugadores de Quinta, Cuarta y Tercera; antes de "entrarle" al asado que comparte los viernes con los entrenadores de todas las divisionales, y de volver a la fajina a las 15:00 con los botijas de Sexta, Séptima y pre Séptima, para ponerse en entrenador del plantel principal recién una hora más tarde.

"Lo nuestro es un trabajo a largo plazo; en todos los equipos donde estuvimos, siempre dejamos un saldo económico favorable. Si vos le preguntás a un pibe de la pre Séptima por las jugadas que tiene (aprendidas), te las va a contestar igual que uno del Primero, todos las saben. Así sea zaguero, lateral, delantero o volante".

De los últimos nueve partidos que jugó desde que empezó la fase de grupos de la Copa, River Plate ganó uno: a Racing; y tras ese triunfo, hace tres que no gana. Sin embargo, en medio de la bucólica soledad del complejo de los darseneros en Colón, Juan Ramón Carrasco parece abstracto, casi parte del paisaje: la concentrado en ese trabajo global y de base que lleva adelante, no luce como siempre: "picante", ocurrente, hasta inefable.

"Estamos inquietos, por eso recurrimos a gente especializada en charlas motivacionales. Jugar dos torneos no es fácil, en alguna se paga, por eso buscamos respaldarlos (a los jugadores) para encontrarle la vuelta a esa motivación o actitud, que en lo local nos está faltando. Para nosotros es algo mental, no futbolístico. No puede ser que juegues de una forma contra la U de Chile, Rosario Central, Nacional, Palmeiras y Peñarol, y cambies en los partidos locales; nosotros les damos un GPS con el que, si el jugador está perdido, se puede orientar para salir adelante con lo que sabe, y en lo local la orden del GPS llega tarde: quieren hacerlo, pero demoran; y cuando lo van a hacer, el jugador al que van marcar ya se les fue o lo pelota ya no está, se la llevaron".

Aún sin chispa, cuando la charla deriva hacia el partido contra Peñarol, "JR" habla con su verticalidad habitual para expresarse, aunque la pregunta sea por qué ahora, antes de jugar por la Copa con Nacional, pondrá a todos los titulares, cuando para el partido ante los tricolores por el Torneo Clausura jugó con un equipo alternativo pues cuatro días más tarde enfrentaba a Palmeiras en Maldonado.

"Quisimos enfrentar la doble competencia como nos gusta, nosotros entrenamos a un plantel, no a 11 titulares: pensábamos que el equipo iba a responder y cuando le dimos la posibilidad a los que no tenían tanta continuidad, el primer partido con Fénix anduvieron bien, pero contra Nacional fue todo lo contrario. Quedé desahuciado en las expectativas que tenía y decidí que no iba a volver a hacer eso; a algunos no los vimos a la altura y decidimos darles continuidad a los que están mejor, como en este caso".

Esta vez "JR" no es polémico ni al aludir a dónde jugar el partido con Peñarol. Al contrario: "Si es en el estadio nuevo, mucho mejor. Jugar ahí es una motivación; es como cuando estrenás una camisa o un pantalón, y ni te cuento un auto o una casa. En Peñarol va a estar el compromiso del equipo grande, querrá entrar en la historia al ganar el primer partido oficial en su estadio; pero... si ganamos, quedamos en la historia, y sería muy lindo, porque la vez pasada (Torneo Apertura) Peñarol cumplía años, estrenaba una camiseta en el Centenario, estaba todo preparado para una fiesta y River la arruinó con el 4 a 0. El trema es que nosotros estemos con el GPS encendido, y que nos guiemos por el GPS nuestro, y no que el partido y la emoción nos saquen de nuestro estilo de juego. Respetando al rival, siempre priorizamos lo nuestro, no jugamos de una forma u otra perdiendo o ganando... ¡ahí capaz que se precisan tres GPS!; y el GPS que nosotros les damos es el universal: ¡sirve para el país que vayas!

Se juega el primer partido oficial en el "Campeones del Siglo". Otro espectáculo memorable. La carcajada de "JR" indica que, ahora sí, apareció la figura que faltaba: ¡Juaaan Ramóooon Carrascoooo!

Cantidad en constraste con escasez.

Da Silva: “Nos preocupan las lesiones”, pues se dieron en una zona del equipo que, “como dijimos al inicio del año, es donde más escasos de futbolistas estábamos”. Un alivio: lo de “Guille” es “contractura, no hay rotura fibrilar”.

Improvisar: “tan burros no somos”.

“Volvemos a tener que improvisar en un sector donde es fundamental tener continuidad. Sobre Diogo ya dije: no hay problemas; los DT nos equivocamos, pero tan burros no somos, si alguien anda bien, difícil no ponerlo”.

PODRÍA SALIR CARO.

Dos - Zurdos, sí; derechos...¡no!

Jorge Da Silva fue muy claro sobre el motivo por el cual prefiere poner a Olivera con Valdez en la zaga: “Con ellos dos tenemos velocidad, y como vamos a enfrentar a un rival que juega con tres delanteros, la velocidad en la zaga central es muy importante. River (Plate) es un equipo muy vertical, que imprime mucha velocidad a su juego, y por eso es de mucho cuidado: si no estás 100% concentrado en lo que hay que hacer, te va a costar muy caro”.

El entrenador, asimismo, explicó con lujo de detalles por qué no pone al juvenl Buschiazzo: “Valdez y Buschiazzo son los dos derechos. Varias veces hemos jugado con dos zurdos, es verdad; pero ahora vamos a enfrentar a un equipo muy rápido y creo que la velocidad en la zaga central va a ser muy importante”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)