PEÑAROL

Esguince de rodilla para el "Mota", que está en duda para viajar a Quito

Se dobló la rodilla izquierda y debió ser atendido durante varios minutos. Volvió, estuvo un rato más en cancha y se fue sustituido. Luego del partido, la sanidad hizo un anuncio preocupante.

Walter Gargano
El gesto de dolor de Walter Gargano tras chocar con Viñas. Foto: Gerardo Pérez

Corrían 53 minutos de juego en el Campeón del Siglo y las alarmas comenzaron a sonar bien fuerte. Walter Gargano fue a luchar una pelota en la mitad de la cancha con Federico Viñas y se sintió.

Enseguida ingresó la sanidad de Peñarol para atender al “Mota”, que en su afán de hacerse con la pelota en una lucha titánica con el jugador de Juventud de Las Piedras, se llevó la peor parte.

Algunos minutos afuera de la cancha para la atención de los médicos, pero no había quien sacara a Gargano del partido. En medio de un mar de aplausos, el volante aurinegro regresó al campo de juego sin molestias y jugó hasta los 78’, momento en el que le dejó su lugar a Jesús Trindade, quien anoche hizo su debut con la camiseta de Peñarol en el Torneo Apertura y se ubicó en la mitad de la cancha junto a Marcel Novick.

Pero nada fue igual desde aquel minuto 53 en el que Gargano se sintió. Ahí se temió lo pero. Varios hinchas se agarraban la cabeza recordando la lesión anterior del volante de Peñarol y a Diego López algún escalofrío le corrió por el cuerpo, pero le ganó la tranquilidad al entrenador que en todo momento intentó ponerle paños fríos a la situación.

A los 56’, cuando el “Mota” reingresó al campo de juego, parecía que nada hubiese pasado. El gesto de “ok” con el pulgar para arriba ante la consulta de los médicos y el cuerpo técnico hicieron olvidar ese episodio y Gargano continuó jugando, por más que a los 78’ dejó la cancha.

Tras el partido, Diego López dijo en conferencia de prensa que “Gargano terminó bien, por suerte no pasó nada y veremos qué dicen los médicos”.

Pero minutos más tarde, Peñarol informó lo que nadie quería ver ni escuchar: el “Mota” sufrió un pequeño esguince de rodilla y será evaluado en las próximas horas.

El panorama sin lugar a dudas no es el más alentador, no por la entidad de la lesión sino por la proximidad que hay con el encuentro del jueves en Ecuador frente a Liga de Quito con viaje mediante.

El paso de las horas y los estudios que se le realizarán al volante de Peñarol determinarán el accionar de la sanidad y el cuerpo técnico, pero hoy, la presencia de Walter Gargano el jueves en La Casa Blanca está comprometida.

Si eso pasa, Diego López deberá poner en cancha a un doble cinco prácticamente inédito frente a Liga de Quito el jueves, ya que tampoco tendrá a Guzmán Pereira, quien sufrió un desgarro ante Rampla Juniors.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)