DESDE EL ARCO

El esfuerzo de los dirigentes

Ni Peñarol ni Nacional pusieron en cancha los equipos que pensaron e imaginaron Da Silva y Lasarte.

El aurinegro, por ejemplo, armó el plantel a su gusto y antojo, con Alex Silva, Valdez, Bressan y Maxi Olivera en el fondo. Ninguno de los cuatro terminó jugando ante Fénix. Las lesiones y los traspasos, dejaron expuesto el fondo.

El tricolor, por razones técnicas, lesiones y/o citaciones a la selección, tampoco pudo conformar el equipo esperado. No pudo contar con Fucile en el lateral derecho y tuvo que rearmar el medio ante la colocación del Colo Romero en defensa. Primero jugó Arismendi, y el domingo Seba Rodríguez. En la zaga, sin Polenta, se apeló a Rafa García, contra Danubio. Y Lozano, que llegó como una de las grandes incorporaciones, no apareció en el equipo titular en las dos primeras fechas, y ni siquiera estuvo en el plantel para jugar ante Plaza Colonia.

Con bajas, con ausencias importantes, Da Silva y Lasarte rearmaron sus equipos y salieron adelante con sendas victorias.

Eso habla bien de los entrenadores, pero también del gran esfuerzo que hicieron los dirigentes para reforzar sus planteles haciendo erogaciones millonarias. Obligación que sólo tienen los grandes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)