PROGRESO

Esencia: el gran arranque de Leonel Rocco

“Todavía me siento futbolista y tuve entrenadores que te decían blanco y era negro. Así se pierde la confianza”, reconoció el técnico de Progreso, que sólo había dirigido Plaza Colonia, pero ya muestra su categoría

Leonel Rocco
En su casa. Leonel Rocco en el Paladino.  Foto: Francisco Flores.

 a rambla, Propios, Bulevar Artigas y los accesos. Ese es el recorrido que hace Leonel Rocco todos los días desde El Pinar donde vive, hasta el Paladino. Le lleva una hora pero lo hace feliz por haber vuelto al club donde se formó y con el que fue campeón uruguayo en 1989.

“Dirigir Progreso es muy emocionante para mí. Me inicié en el club desde Quinta División. Volver y reencontrarme con mucha gente, que ya estaba hace 30 años y sigue ahí colaborando y participando es muy importante para mí. Además, de otra gente nueva, porque hay una gurisada joven que ha renovado la hinchada. Todo eso significa mucho, es como volver al pasado”.


Rocco reconoce que el inicio, con tres victorias y diez goles anotados,  ha superado sus expectativas pero confiaba en el trabajo: “Habíamos hecho una buena preparación, jugamos diez partidos amistosos. Estábamos con mucha confianza, pero ganar tres partidos seguidos no es fácil en este fútbol. Estamos muy contentos, pero sabemos que esto es fin de semana a fin de semana”.

EXIGENTE. Había trabajado como entrenador de arqueros, pero su única experiencia como técnico fue en Plaza Colonia. Se define como muy exigente, pero también cercano al futbolista. “Acá yo armé el plantel a mi gusto, con la idea que tengo. Se fueron 19 jugadores y trajimos 13, de acuerdo a nuestras necesidades y a cómo queremos jugar. Es la primera vez que puedo desarrollar mi idea. Me gusta que a la hora de defender, trabaje todo el equipo y sea agresivo. Y luego llegar con mucha gente y velocidad al arco rival. A la hora de entrenar soy exigente, el trabajo para mí es fundamental. Pero me gusta el diálogo con los jugadores, escucharlos, porque todavía me siento futbolista. Soy muy abierto con los integrantes de mi cuerpo técnico y con los jugadores”, explicó.

Aunque hace poco que está del otro lado, aseguró que poner límites no le cuesta. “Como armamos este grupo nosotros nos fijamos mucho en cómo eran los jugadores profesional y personalmente. Hablé con ellos antes que firmaran contrato y dejé las cosas muy claras. Me gusta hablar de frente y con la verdad. Me han tocado entrenadores que te decían blanco y era negro, y ahí es cuando se pierde la confianza. A la hora de trabajar soy muy exigente, pero soy uno más tomando un mate”.

Dijo que lo marcaron más ciertas situaciones que los propios técnicos, pero igual resaltó a los que fueron más importantes. “Por la rigurosidad y exigencia Roberto Fleitas en mis inicios. Debuté con él en Progreso con 18 años, y le sacaba el máximo al jugador. Y después otro tipo de técnico era Saúl Rivero, que veía muy bien el fútbol. Hoy trabaja conmigo Jorge Aude, que era su ayudante y me aporta muchísimo. Tuve técnicos de los que aprendí y también vi cosas que no me gustaban y tomé nota para no hacerlo. También trabajé cuatro años en River Plate con Almada ya como compañero. Y me quedaron un montón de cosas para aplicar. Uno se va formando y se va haciendo a la idea de su equipo ideal y hoy lo estoy desarrollando en Progreso”.

ESPALDA. “Quiero resaltar el trabajo de los futbolistas. Al principio les costó adaptarse a la idea, que es muy diferente a la del año pasado, pero pusieron todo. Lo bueno es que de repente tenemos dos goles de ventaja y nos empatan, pero el equipo nunca se cae porque sabe que en cualquier momento convertimos. Eso es muy bueno y resaltable. Lo que tenemos que corregir son los goles en contra”, admitió.

Se retiró en Rentistas con 41 años y siempre tuvo claro que iba a ser entrenador. Enseguida lo llamó Carlos Manta, quien lo había dirigido en los bichos colorados. Sabe que no es cualquiera en Progreso, pero tampoco se cree lo de la espalda ancha. “Para mí la espalda te la hacés con el trabajo, aunque obviamente, los resultados son muy importantes. Porque capaz que trabajás notable y no le ganas a nadie. Y ahí se te complica. Lo que te da respaldo es la suma del trabajo con los resultados. Al ser de la casa, yo tengo un poco más de crédito, pero no me baso en eso, sino en tratar de hacer el mejor trabajo posible y conseguir los resultados. Tenemos un objetivo muy claro desde el día en que llegamos: que Progreso se vuelva a clasificar para una copa, algo que no se consigue desde que yo jugaba. Y no me detengo en otra cosa. Trabajamos para eso, para lograr el máximo de puntos. Hoy estamos en una situación que es mejor de lo que esperábamos, pero con los pies sobre la tierra”.

progreso
Charla. Rocco le habla a sus dirigidos antes de la práctica. Del Paladino se van a otras cancha. Foto: Francisco Flores. 
los tres triunfos

"Resalto haberle hecho cinco goles a Liverpool"

"Con Juventud hicimos un gran primer tiempo, era para haberlo liquidado. Fue redondo, con muchísimas llegadas de gol, pero solo concretamos una y después se nos complicó en el segundo tíempo. Con Rampla fue parecido: ibamos 3 a 1 y tuvimos varios mano a mano que no concretamos y también se nos complicó. El primer tiempo con Liverpool fue bueno, pero el partido cambió con las expulsiones. Hemos tenido muy buenos momentos y algunos complicados en los tres partidos. Pero resalto el haberle hecho cinco goles a Liverpool, lo que nunca es fácil”, comentó Rocco sobre las tres primeras victorias de su equipo.

Barcelona

"A veces hay que dejar el dinero de lado"

 Rocco fue el entrenador de arqueros de Guillermo Almada en River Plate y se fue con él a Barcelona. Es más, ahora en enero, antes que surgiera lo de Progreso tuvo posibilidades de regresar a Ecuador. “Pero como me llamaron los directivos de Progreso no fui. Era volver a mi casa y una gran oportunidad para mí”, explicó. ”Aquella vez de River nos fuimos a hacer la pretemporada a Barcelona, estuve más de 20 días pero por un tema personal tuve que volver. Hay momentos en que lo económico no es lo más importante. A veces hay que dejar el dinero de lado para atender otras cosas. Si pasara hoy volvería a tomar la decisión”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)